viernes, 18 de diciembre de 2009

los números del agua

Nadar son matemáticas, y no me refiero a la mecánica de fluidos que hace que un cuerpo sea más hidrodinámico que otro, ni a la fuerza que ejerzo al sumergirme, ni la postura que he de adoptar para poder deslizar, de eso no entiendo, nado y punto. Me refiero a otros números.



Primero escribir números en un papel y meterlos en su plástico protector, después mirar otros números que me dicen que por la cuenta de la vieja ya voy tarde para que me de tiempo a cumplir con todo, y luego en la piscina cuento las series; y unas veces cuento cuánto respiro de un y de otro; y otras cuántas patadas doy en cada brazada; y cuántas brazadas por cada largo. Y cuento los largos, los que llevo y los que quedan. Matemáticas de primaria, contar y poco más. A veces multiplicar, y otras restar los segundos que tengo entre serie y serie.


Pero cuando ya no hay una piscina delante sino un lago, un río o un mar, ya no hay matemáticas. Ahora es literatura, a veces épica, que describe la lucha; de viajes si los fondos del mar son transparentes o los alrededores bonitos; o de aventuras si se trata de buscar la boya que nos guía; otras veces se entremezcla con la clase de música, o más bien el recreo, cuando esa melodía de la que renegaría en tierra se introduce machaconamente en mi mente y la repito una y otra vez, olvidándome de los números que lleva repetida, y de que el tiempo pasa, y de que casi he llegado, entonces aumento la batida de pies, veo los números que avanzan sobre la alfombra y es hora de dedicarse a otra cosa.

8 comentarios:

Furacán dijo...

Vamos que por poco te haces un sudoku mientras nadas.
Pues yo en la pisci bastante tengo con contar los largos que llevo y la gente que tengo que esquivar. Nunca fui capaz ni de contar las brazadas ni mucho menos las patadas.

Juankir dijo...

y la de piscinas de mas q habre hecho yo ufff

Emilio dijo...

Y la de cosas que pasan por la cabeza en la pisci mientras cuentas o descuentas largos...
Por cierto las patadas como se cuentan?hay que mover los pies?;-)

Atalanta dijo...

Yo sólo cuento largos... y a veces me olvido. Es que el fondo de la piscina da para pensar en muchas cosas.

Anónimo dijo...

Yo cuento patadas, brazadas,ciclos de brazadas,respiraciones cada 3 5 7,series,repeticiones...al final acabo cantando mentalmente la última canción que escuché antes de entrar en el agua,ultimamente a los foo fighters...

Popi dijo...

Yo le cuento al socorrista que no se nadar y así esté atento por si no hago pie en momento dado...
En la parte de bici cuento poco, en la de correr ya te contaré yo...

Diego Santamaría dijo...

Yo este año a veces me da por contar la brazada... por obligación, que me obligan a hacer como mucho 20 brazadas y cuando no llego se enfadan conmigo... pero lo peor son las series.. a partir de 300m a mi se me va la pinza ya y empiezo a divagar y pensar en un futuro mejor... y al final.. como siempre hago metros de más...

davidiego dijo...

furacán,
en la piscina sólo pienso en números, en competición en mil cosas.

juankir,
yo no.

emilio,
yo cada vez que doy una patada entre dos brazadas del mismo brazo la cuento, pero sólo de vez en cuando.

atalanta,
es que si te pones a pensar acabas nadando más que Forrest Gump.

anónimo,
algo parecido.

popi,
cuenta cuenta.

diego,
yo nunca hago metros de más sin contarlos, alguno de menos porque no me da tiempo.