miércoles, 23 de diciembre de 2009

como un gato con calcetines

Como un gato con calcetines sobre el parquet recién encerado.

Así se sentía, al volante de su coche de tracción trasera deslizándose sobre placa de hielo directo hacia el quitamiedos. Curioso nombre el de estos hierros cercenadores de extremidades y que no cumplen su función, pues tenía el cuerpo peor que antes de una salida al amanecer, que un examen final o de oir de sus labios el sí deseado. Los cadáveres de otros vehículos jalonan cruzados las cunetas, menos mal que todos están ya al lado derecho.

El vehículo por un lado y las intenciones por otro. Flexiona sus brazos, acomoda su espalda contra el asiento. Se prepara para el impacto. Con suerte los que vienen detrás podrán evitarlo y no recibirá más golpes que el primero.


No cree que las lesiones vayan a ser importantes, pero se imagina tumbado en la camilla. Pensando en quién se asomará sobre ella, en si se mareará en la ambulancia y que quizás esta mañana toque vestir de azul y no de verde. Piensa que es mejor guardarse el teléfono en el bolsillo, pues en caso de vueltas de campana y quedar en mitad de la nieve es menos probable perderlo que si lo lleva en la bandeja bajo el freno de mano. Piensa que debería hacer alguna llamada, que los arañazos los hace ella y las averías gordas él, que tras el golpe quizás se pierda algo. Cientos de pequeñas cosas empiezan a desfilar entre los copos de nieve que se estrellan contra el parabrisas. Lo normal en invierno. Lo que pasa en el resto de Europa y aquí nos colapsa.

El gato sigue patinando, aún conserva el equilibrio.

Con un movimiento suave, felino, imperceptible, consigue enderezarse y seguir paralelo a la barrera.

Ha sorteado la segunda placa de hielo de la mañana. Cada célula de su cuerpo activada al cien por cien. Sigue en segunda los surcos que otros han dejado en la nieve. Dentro de unas horas, de esto no quedará más que una breve noticia en la radio y un pico en los estadísticas de atención en urgencias.

19 comentarios:

misstake dijo...

No sé si pasará algo a través del nudo que tengo en la boca del estómago. Angustioso tu relato, y más sabiendo que es real.

edecast dijo...

Algún paciente? tú mismo?
Todo OK?

akela-mae dijo...

DD, no nos asustes, espero que tu no estés implicado en este relato...

Espero que estés bien, mucho cuidadín con todo porfa y que acabe ya este año .....

Besicos

davidiego dijo...

misstake,
como aprendiz de fabulador alguna licencia hay...
(tú no rayas el coche, sólo las paredes)

edecast,
yo mismo, y suponogo que los que sí vinieron a urgencias como pacientes pensaron algo parecido.
me pasó dos veces, durante unos 50-100mts. Acabé haciendo 20km en segunda-primera y decidí hacer el turno de tarde de A. para ahorrarnos dos viajes. El desasosiego del cuerpo tardó en quitarse mucho más que la nieve.

mae,
estoy bien, he venido bien esta mañana pero parece que se está preparando otra parecida...

Diego Santamaría dijo...

Si es que los triatletas vais como locos... me alegro que no le pasase nada al dueño ni al elemento de 4 ruedas... que encima de llgar con miedo en el cuerpo si encima toca pagar un pastizal en chapa...

bonito relato.. a ver yo cuando vaya esta noche o mañana para burgos... que debe haber un poco nieve..

Laura dijo...

Muy bien escrito; ¡al final iba leyendo más deprisa para ver si todo estaba OK! Me alegro de que así fuera.

akela-mae dijo...

Ufffff!!! leche que sin vivir, bueno porfa para todos los viajantes en estas fiestas y con ese tiempo poner todos los sentidos y tener mucho cuidado y si lo podéis evitar dejar las cenas y reuniones familiares para otro "tiempo" o al menos con otro tiempo.

Lo dicho no más disgustos por este año please... que una está un poco más sensible de lo normal ¡¡vaya días leche!!

Besicos

sislen dijo...

Me alegra que no pasara nada...gato con calcetines!!! no me imaginaba este relato. Cuidaos mucho!!!

Isadora dijo...

Buffff... qué momento!
Da miedito.
Nos has tenido en ascuas.
Ten cuidado con las carreteras, DD.

inma dijo...

seguro que si llegas a ir en bici controlas mucho mas....

Xocas dijo...

Glups! Bien está lo que bien acaba.

Emilio dijo...

Bueno krak lo mejor es el final, pero mucho cuidado. De todas formas estoy contigo en eso de que lo que pasa habitualmente en otros sitios pues aqui nos satura. "No estamos preparados para tanta lluvia", "no estamos preparados para la nieve", "no estamos preparados para tanta calor"...¿Estamos preparados???

Popi dijo...

Por los pelos de un calvo!!!

Curiosa la imagen de la fría frenada y tu deltoides a la derecha sobre las calientes dunas... pero en este caso mejor que sigas las huellas de los antiguos para no arrasar con el quitamiedos... digo yo?

Me acuerdo de las nevadas en Alemania, nosotros los erasmus alquilábamnos y acorrer por las autovías a 150 por hora (el resto a con sus BMWs a 200). Todo el campo nevado a -5 o -7 Cº mientras las carreteras y las calles estaban perfectas.

Furacán dijo...

Uff vaya relato! que miedito!

el chulo dijo...

esos sustos te hacen plantearte muchas cosas.
En una furgoneta dan mas impresion ;-)
me alegro que "solo" haya sido un susto,
feliz navidad a los dos.

davidiego dijo...

diego,
todavía está a todo riesgo...
de Zamora para arriba las carreteras han vuelto a estar mal.

laura (y todos los demás)
me alegra de que os preocupéis por mi, me siento más acompañado :)

sislen,
debe ser gracioso un gato con calcetines sobre el suelo encerado...

isadora,
si estás en la sombra protegiéndome, estaré bien. Se te echaba de menos.

inma,
o la caída es más rápida y ya está.

xocas,
y ni una más santo Tomás.

emilio,
en este país el caso es quejarse.

popi,
del sector sanitario, al menos hubo cinco conocidos accidentados.

furacán,
la verdad es que ese ratín se alarga y se pasa mal.

chulo,
gracias.

Jesús dijo...

Muy bueno el relato.

Sigue teniendo cuidado, que aunque fueras gato: ni tenemos 7 vidas, ni es cierto que estos caigan siempre.
Acabo de leer lo de Siberia.Enhorabuena. Envdia sana... yo aun no corro nada.

Juankir dijo...

este también te lo nomino a mejor post del año...

davidiego dijo...

jesús,
ahora no corres nada, pero en nada correrás mucho.

juankir,
gracias.
queda una semana, the winner is...?