viernes, 4 de abril de 2014

"debe ser bonito ver amanecer en el desierto"

Tras semanas dándole vueltas, ya acostados, la voz que siempre me apoya pronunció las palabras que harían que me decidiese.

Han sido meses de entreno diferentes, pero lo que más cansa es pensar y anticipar qué va a suceder y qué voy a necesitar, en el deporte siempre hay un algo inesperado, pero hasta ahora siempre he sabido por dónde me iba a mover. 

Esta vez no.

Mi plan es ir, ver y volver. Disfrutándolo antes, durante y después. Mi intención es compartirlo todo con vosotros retomando este hábito perdido. 

Podéis mandarme mensajes contándome cómo va el mundo o recordándome que sigo existiendo en ese rincón vuestro dónde me leéis, os lo agradeceré mucho.

Mi dorsal es el 1151 y el enlace donde podéis escribirme y animarme es éste

jueves, 3 de abril de 2014

dos años

Hace dos años comenzaste tu camino y desde entonces no hay día que no me aúpes un poquito más.

Felicidades Å por estar y hacernos disfrutar cada momento al resto del equipo.


viernes, 21 de marzo de 2014

Alto Sil, en el camino



Segundo año consecutivo en este carrera, sii el año pasado el clima previo asustaba y la nieve nos acompañó durante todo el recorrido, éste el sol brilló con fuerza y las condiciones de la carrera cambiaron. 

Me presento en el Alto Sil sin haber modificado mis entrenos normales para otros objetivos, quiero estar a todo, y una cosa u otra no saldrán, pero voy a intentarlo Tanto el objetivo principal y esta carrera tienen por finalidad el disfrute, así que no voy a quitar lo uno por lo otro. 

De salida no voy, los primeros kilómetros son en subida y noto como llevo un gremlin mordiéndome ambos aquiles. Soy incapaz de sacudírmelo y de subir corriendo, y al principio es lo que toca. Me pasa casi todo el mundo. Ya voy con los que llevan grandes mochilas y que con bastones siguen un ritmo ágil y sin pausa. Llego al km5 en 52’ y desesperado. Estoy en lo alto de un cortafuegos. Unos cientos de metros más abajo veo a los últimos atletas. Paro el crono y pregunto dónde está el siguiente control. Hay mucha gente animando y mala suerte sería que nadie me bajara en coche. Al fondo, a otros 5km está el siguiente avituallamiento, en un pueblo al final de una suave pendiente. No tengo nada más que hacer esa mañana y, ya que estoy, decido completar el kilometraje semanal. 

No soy un gran bajador, pero no es difícil, me dejo caer y sin querer voy adelantando gente que se lo toma con calma. Decidí salir ligero, sin riñonera, pero es un día caluroso y hay que aprovechar a beber agua. Pregunto dónde está el siguiente control y me dicen que a 7’5km. La verdad es que ahora me encuentro más suelto y ya los últimos parece que quedan más atrás, así que sigo. Y cada vez mejor. A partir de este avituallamiento no dejaría de pasar gente. El motor va y el chasis ya no tiene ningún problema. Este año no hay tanta nieve como el pasado, la que hay es en la primera cumbre, blanda. No tengo oportunidad de entrenar sobre nieve, así que no sé correr sobre ella, a pesar de intentar seguir las huellas de los que me precedieron en varias ocasiones hundo la pierna hasta la rodilla. Tras varias maldiciones emprendo el descenso hacia el despoblado de Primout. Increíblemente me veo suelto, para lo que soy, desciendo ágil e incluso adelanto gente en los ensanchamientos del camino. 



Primout está en el fondo de un valle por el que discurre un río que seguiremos, bien por la ribera de hierba embarrada, bien literalmente por el río. Habremos de cruzarlo al otro lado, lugar donde se toma el tiempo para la especial cronometrada de la subida a Peña negra, 380mts de desnivel en 1km. Me siento bien, ya no adelanto pesados mochileros, sino gente con aspecto, o postureo, de correr por el monte. Andando deprisa y en ocasiones ayudándome de las manos realizo el ascenso que más tarde me sorprende al comprobar que he realizado la 35 mejor subida del día. 

Ahora ya quedan sólo unos kilómetros de descenso por un bosquecillo de piedras y barro, siguiendo a veces el lecho de un arroyo para luego coger el sendero que lleve hasta el pueblo. Varias caídas, una en todo el barro. Algún episodio de no ver las marcas del camino y algún atleta que coge el camino más recto, me hacen perder tres posiciones. El año pasado en este lugar perdí muchos más puestos. Este año han cambiado la entrada al pueblo y se hace desde abajo. No calculaba yo la pendiente final y teniendo un compañero desde hace unos kilómetros y otro participante unos metros más allá, doy un demarraje que me deja casi vacío bajo el arco de meta, con 90" y 30 puestos más que el año pasado pero con una de las mayores alegrías que he tenido en competición. De pensar en retirarme viendo la cola de competición a no sólo remontar puestos a sentirme ligero y con muchas ganas de correr. Viendo parciales más tarde, veo que gente que en el km5 me sacaba 10’ entra en meta otros tantos detrás de mi

Acaba una semana dura, de bastante carga y recarga. 108km que no han sido de trote y acabo muy satisfecho de mi rendimiento. Aún hoy, cinco días después, tengo agujetas en los cuádriceps, pero no ha interferido en la programación de esta semana aunque si en los andares cotidianos. 

Alto Sil es una carrera especial, con frío y con nieve o con sol espléndido y todo derretido y pringoso, es muy divertida, con bonitas vistas y terrenos cambiantes. Si la camiseta fuera una pizca más bonita, sería de las que no me quitaría en todo el año, pero no todo puede ser perfecto, aunque Lolo sabe hacer las cosas muy muy bien. Este año las 400 plazas se agotaron en media hora. Espero seguir estando ágil el año próximo para pillar plaza y para seguir participando en ella.

sábado, 1 de marzo de 2014

el nuevo cine

Pierdo el hábito de dejar constancia escrita de mis pensamientos. Tal vez sea la última de las prioridades. Sigo pensando, continuamente, pero la falta de tiempo, acentuada por el deterioro de las conexiones de los pecés que manejo en los últimos meses y que a veces las ideas gotean por otros lugares (tuiter, facebook, whatsapp) hacen que no me siente a dejarlo por aquí. 

GM me ha enviado un messenger a propósito de un libro cuyo autor que me ha pedido amistad, a mi!, en facebook. Ante el doble halago me siento en deuda. 

Dentro de poco serán dos años que fuimos padres primerizos. Desde entonces apenas he ido al cine en tres ocasiones aprovechando que mis chicas no estaban. Pereza, pereza y lo caro que está el cine me están alejando. A veces, cuando cambiamos de hábitos pensamos que el resto de la humanidad lo hace con nosotros, si dejamos de ver una serie, ésta se hunde por falta de audiencia, si dejamos de ir al cine, la taquilla se resiente. Parece que está siendo el caso. Alármense. Apenas veo series o programas en tv. El poco rato que resta entre que la peque se duerme y la seguimos, lo suelo dedicar a la lectura, igual que mis entrenos figuran en la columna de la derecha, las lecturas aparecen en la pestaña donde figura biblioteca 2014.

Cuando mi mujer estaba embarazada, muchas fueron las voces que nos advirtieron de la nueva vida. Totalmente diferente y cuyo parecido con la previa sería mera coincidencia: olvídate de leer, y de dormir, y de hacer esas carreras que tú haces. Supongo que a mi señora la advertirían con otras catástrofes más propias de sus tendencias e inclinaciones. Pues he dormido igual de bien que antes (reconozco que A. cuando estamos juntos es la de sueño más ligero y suele acontecer que ocurren mil aventuras sin que yo perturbe mi sueño), aunque en mi defensa diré, que el sentido arácnido se despierta cuando soy yo el único mayor de edad en la casa. Sigo leyendo. Sigo entrenando. Adaptando las sesiones a las actividades de reposo de mis mujeres, y con la ayuda impagable y ergogénica de los abuelos. Todo dentro de mis posibilidades, a aquellos acólitos del WITL les recomiendo una vida normal, con un trabajo normal, una familia y una casa con mil tareas a cumplir a lo largo de la semana. Si después de currar, limpiar la casa, hacer la compra, tratar de hacer feliz a mi pareja y descendiente y unas series, o un extensivo, un día tras otro, aún no saben dónde está el límite, entonces tienen derecho a buscarlo.

Pero no voy al cine. Aunque puedo comentar los dibujos animados para menores de dos años, espero que sirva de guía a padres más primerizos que nosotros...

La casa de Mickey Mouse 
Un ratón vive en mitad de la nada, pero siempre está rodeado de amigos. Un perro un tanto simple, un par de patos y una vaca. El ratón y un pato tienen novias de su misma etnia. Además el ratón tiene un perro que al revés de su otro amigo, no habla y un superordenador al que invoca cada vez que tiene un problema porque le da soluciones para todo. Muchos colores, tamaños, acción y acertijos simples. Al final todos acaban bailando la mickeydanza. No me gusta que imponga la celebración de determinadas festividades comerciales como San Valentín (lo más es regalar algo a tu pareja) y que aunque hay hermandad de ratones y patos, hay xenofobia, pues Pluto, y otros perros son mascotas, y no hay personajes de otros órdenes animales: peces, crustáceos.. 

Caillou 
Como dice la canción inicial, con subtítulos en estilo karaoke, tiene tres añitos, una hermana, padres y abuelos, muchos amigos de colores distintos y los animales no hablan. Caillou es un bebé alopécico que no para y cuyos padres, de ocupación indefinida tienen una paciencia infinita. Puede inducir a los bebés a creer que son el centro del universo y que las ganas de jugar brotan de sus progenitores como las riquezas de la cornucopia. La hermana pequeña, Rosie, es de inteligencia fluctuante según las necesidades del guión. Es la única serie donde los personajes comen y usan el aseo, lo que aporta realismo. Igual que la Casa de Mickey, te hace sentir triste si no recibes nada el día de los enamorados... Si ya me parece una chorrada en adultos, como para crear traumas ya desde la infancia... y educa en valores, las mamás y abuelas limpian, cocinan, van a la compra y los papás se ocupan del taller y jugar al béisbol.

Peppa Pig 
El mundo es de los mamíferos. Peppa tiene amigos cabras, ciervos, osos.. pero no aparecen ni murciélagos ni ballenas o similares. Los mamíferos terrestres dominan el universo. Muchos tópicos en cuanto a la alimentación de los herbívoros, pero no consta de qué se alimentan los carnívoros. Todos los edificios están en lo alto de una colina. Reparto misógino de los roles en el hogar y un padre tan tonto y prepotente que al resto de los padres nos deja en buen lugar. A su favor decir que es uno de los pocos protagonistas femeninos que existen. El hermano pequeño, George, amante de los dinosaurios, es uno de los mejores secundarios del panorama de la animación actual. 

La gata Lupe
La gata Lupe es la mascota de una niña que le cuenta cuentos donde ella y sus amigos son los protagonistas. Aquí ya aparece un búho con protagonismo. Un perro deportista, una coneja y una ratoncilla de inclinaciones no bien delimitadas por el guionista la acompañan en mil y una aventuras. Hay un tejón, Herber, que no es malo, pero su personalidad, rayando la patología psicológica, acaba alejándolo del grupo aunque los animalillos lo aprecian e intentan incluirlo en sus juegos. Los más sinceros. Animación imaginativa infantil sin incongruencias de bulto. Además, tienen el sonido y los colores menos estridentes. 

Cantajuegos
Lo peor. Varios adultos, que cambian según la canción, vestidos con monos y camisetas rojas (no sé si el estilismo tiene algún mensaje subliminal), con una edición de vídeo infame cantan canciones de toda la vida en playback. Intercalan dibujos de feísmo innegable e imágenes de niños a los que no ampara la ley de protección del menor. Tienen un algo hipnótico en los bebés, pero el efecto en los adultos es demoledor. Es increíble pensar que algo pergeñado sin esfuerzo alguno ha tenido ese éxito.

 Pocoyó
Como Teruel, existe. Pero a mi niña no le hace mucha gracia. A mi tampoco. Así que no lo ve. ¿Será la causa de la ruina de una empresa que fue insignia de la marca España?

En la red hay cientos de estos vídeos, pero amigos, se acaban y a las criaturas les da igual ver el mismo tres veces seguidas. Es muy importante interesarse de vez en cuando por los contenidos que visualizan nuestros retoños para tener referencias y demostrar cierto interés, pero una vez echado un rápido vistazo, abandónese su visualización.

martes, 28 de enero de 2014

privilegiado

Tal como decía ayer, parece que lamento mi nueva vida y no es así. Desde hace veintidós meses somos un equipo aunque sólo yo tenga el privilegio de colocarme el dorsal y no nos ha ido nada mal. De hecho, como parte de este equipo hice mi mejor marca personal en media maratón, conseguí mantener mis tiempos en media distancia, subí dos veces al podium y mantuve mi ritmo de lectura.No he vuelto al cine aunque pudiera, pero no lo echo de menos. Otras cosas me llenan.

Y el equipo me completa a la perfección, es más cansado que ir por libre y no se entrena ni se ensaya, cada día es la función principal y no pienso que nos vaya nada mal. Es alucinante ver la progresión de la integrante más pequeña del grupo, ayudarla a crecer y aprender, porfiando que las bases que intentamos sentar sean sólidas en su futuro y la ayuden a ser feliz de mayor.

He descubierto en mi mares de ñoñería y océanos de paciencia que parece ser que siempre estuvieron ahí, espero que nunca se agoten. Cuando se quiere hacer todo, entiéndase ese todo como todo lo que uno cree que necesita para desarrollarse plenamente, continuamente hay que tomar decisiones, a lo largo del día son muchas y la cosa va saliendo. Hay que limar flecos donde se escapa el tiempo como el agua entre los dedos, me esfuerzo y creo que voy consiguiéndolo.

2014 será más y mejor. Continuamos con los retos, dos picos importantes en la temporada, (marzo)-abril-mayo y septiembre. Ya están los dorsales cerrados: una media de asfalto, una carrera por montaña, dos ultratrails y dos triatlones, uno de larga distancia y otro medio. 

Espero que ustedes sigan pasando por aquí y dejando algún comentario por su parte, por la mía espero ser más regular en mis intervenciones. Unas cosas se dejan de hacer por otras, pero con organización y un poco de ayuda informática espero seguir creando mis pequeñas líneas para compartirlas.

Tengo mucho que contar y aún más tendré. Permanezcan atentos.


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Hombre de hierro

Después de 10 años, éste es el primero que ninguna prueba de resistencia luce logo en la columna de la derecha. Y ha habido más dnf que en toda mi vida; baja de última hora en la media nocturna de Bilbao; renuncia a mejorar marca personal en la maratón de Donosti unas semanas después; petada en el 70.3 ICAN de Valladolid; decisión de salir a no acabar en el Challenge Vitoria; lesión en la maratón del Ancares 3 Trails; no toma de salida en la Behobia/San Sebastián... y acabé la temporada, me pregunto si tomaré la salida en la San Silvestre Salmantina... No me llaméis por teléfono no sea que bloqueéis la línea cuando los del toro rojo quieran llamarme.

Y la temporada que viene ya hay un primer dnf, el IM LZ. Aún ando pensando si cambiar la inscripción por otra prueba o simplemente solicitar su devolución. En 2014 no seré hombre de hierro, pero intentaré seguir siendo un tipo duro. Sigo entrenando como otras temporadas pero aún sin objetivo, con sueños pero sin fechas fijas.

Este año es distinto, la pequeña persona ya impone unos horarios que se rompen por cualquier detalle y hay que ser muy flexible. Ya no se entrena de Sol a Sol, se entrena cuando se puede, antes del amanecer y después del atardecer. Para colmo una recaída en una antigua lesión me tiene 23días parado, al final no parece para tanto, pero aunque la molestia es un susurro, asusta, y si algo he aprendido en todos estos años es a escuchar al cuerpo, hay gritos que se pueden obviar y murmullos a los que hay que hacer caso.

Y aunque encuentro tiempo para seguir haciendo cosas, el blog se resiente, y el cine más. Pero seguiremos en contacto. Sigo dándole.


martes, 5 de noviembre de 2013

Vivir más, escribir menos

"Cuán vano es sentarse a escribir  cuando
aún no te has levantado para vivir"


Henry David Thoreau



Y no es que no me levante de la cama, no paro.  No tengo tiempo de escribir a diez dedos aunque intento sacar un rato para hacerlo con el pulgar. No he vuelto al cine, pero si seguís la página de biblioteca, veréis que no dejo de leer. Intento seguir con la vida, compartida. Y es que si antes faltaban horas a uno, siendo tres ni os cuento.