viernes, 4 de diciembre de 2009

buscando a eric

¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz?

Eric se lo pregunta tras su última crisis de pánico al pensar en la mujer que aún ama, la primera, a la que abandonó en el bautizo de su hija, ahora a punto de licenciarse. Ahora, abandonado por su segunda esposa, cuida como puede de sus dos hijastros pandilleros adolescentes con los que no se comunica.


tus problemas déjalos...


¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz?
¿No te acuerdas? Cierra los ojos. Junta tus dedos pulgar y corazón e imagínate que te ves a través de los ojos de alguien que te ama, de alguien a quien admiras.

oh, mon dieu, c'est Cantona

¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz?

Eric se lo pregunta y no encuentra la respuesta, tal vez hace años en un épico partido. En su habitación, fumándose un porro robado a su hijo, hablando con un poster gigante del Eric feliz, el Eric triunfador, el que lo tiene todo, el de los goles grandiosos, el broncas, el líder del Manchester United. A sus espaldas está Cantoná, el maestro, el filósofo. Ya no hay santos, las apariciones son profanas.

Así el Eric pequeño, gris, inglés, triste, del suburbio, será guiado por el Eric enorme, el de los cuellos levantados, gitano, hijo de española e italiano, francés de nacimiento, manchesteriano de adopción y que en la versión doblada habla francés como los oriundos de Pyongyang.

Y no es que empiece a ser feliz, pero empezará a sonreir. A través de las pequeñas cosas de la vida llegará a las grandes. Con ayuda, que para eso está la familia y los amigos, que esta película, menor en la obra de Loach, tiene esa moraleja.


You gotta fight for your right...


Buscando a Eric.

Tres distintos planteamientos, pero todos buscan lo mismo. Un guía, un caballo, la vida o la pareja perfecta.

I'm not a man. I'm Cantona.

9 comentarios:

Xocas dijo...

I'm not a man. I'm Xocas!(I try it hard and I'm going to get it)

Nacho Cembellín dijo...

Hoy estuvimos más cerca de lo q imaginas amigo.

Atalanta dijo...

La vi el domingo y no me acabó de convencer. Me pasa a veces con Loach. No se me olvida que están grabando una película, que están interpretando, que no es real. ¿Y el doblaje? Joder, esto sí que está degenerando. Para hacer esa mierda, por favor, déjenla en original

A. dijo...

Un cero patatero para el doblaje.
Un notable para los carteros hooligans.
Un aprobado justito para la peli.

davidiego dijo...

xocas,
go, go!!

nacho,
ya me cuentas.

atalanta,
el doblaje de Eric malísimo, la película se deja ver, pero no hace falta pagar por ello.

A.
un notable para tu crítica.

Furacán dijo...

Pues no sé que tal será la peli pero Eric me caía bien, tenía personalidad, además de aquella me gustaba el fútbol. No me imagino una peli similar de Cristiano Ronaldo por ejemplo.

davidiego dijo...

furi,
CR7? quita, quita, alguno sabe hablar?

Popi dijo...

Pues el planteamiento me parece un poco forzado. La veré cuando caiga en mis manos desde alguna de mis páginas habituales, por que en Cáceres Ken Loach piensan que es el novio de Barbie...
A mi el cine de este tío me parece atractivo. Primero, siempre implicado en temas importantes, no es arte el arte por el arte, sólo por lo estético (y te comento dos post en uno) hay algo más; segundo, esa estética a veces feísta, tratando de ser realista, a lo "Dogma" sin serlo (cámara en mano, pocos efectos de cámara o iluminación) me gusta y suele encajar bien con las situaciones de tensión que plantea; y tercero, el trabajo con los actores tiene mucho merito, rueda la película en orden, tal cual se ve en pantalla para lograr mayores respuestas emocionales en los actores... lo habrá conseguido con el cabeza cuadrada de Cantoná!??. Precisamente con todo esto quiere hacer lo contrario a lo que dice Atalanta, que no se note que es un peli. A veces le sale y a veces no tanto...

davidiego dijo...

popi,
ten cuidado, por ver esa película puedes quedarte sin blog, sin caralibro, sin mafia...
totalmente de acuerdo, pero no es su mejor película.