martes, 15 de septiembre de 2009

¿qué llevamos dentro?


Reza el subtítulo de la película que todos llevamos uno dentro, y es verdad. Aunque usted lector, en su mayoría, sea de los aficionados al deporte y piense que lo mantiene a raya, en cualquier momento el gordo que se esconde puede salir a la superficie.

Rezaba la publicidad de una marca de agua, que lo que pesan son los kilos, no los años. Es cierto en parte, lo que pesa es lo que llevamos dentro. Los kilos emocionales, los sentimientos sin digerir, el picoteo sin control de los impulsos, a veces las mentiras. Todo eso nos hace pesados. A algunos eso es lo que les hace comer. A otros les dará por irse de compras, leer trescientas webs, tener lo último en material o entrenar y entrenar como si estuvieran en un non-stop perpetuo.

La película gira en torno a cuatro personajes, gordos, sus circunstancias y su terapeuta. Van a terapia para adelgazar, no con métodos de sudor y dietas, sino descubriendo cuáles son las causas que les llevan al sobrepeso. Y es que a veces una cosa tan necesaria como el comer nos causa culpa.

Yo como más cuando estoy en casa estudiando, o en una guardia, que cuando tengo una tirada larga de entreno y vuelvo a media tarde, o cuando me voy con la triviajera a descubrir mundo. ¿Y por qué? ¿Qué esconde esa pequeña molécula de glucosa para que sustituya otras grandes sensaciones?

En la película los personajes descubrirán lo que llevan dentro y su vida cambiará para siempre. A veces nos harán reir, otras los sensibles limpiarán los ojos. Y también nos harán pensar, en qué haríamos nosotros en su lugar.

El envase es importante. No pagamos por el agua del anuncio sino por la botella y todas las sensaciones que vienen con ella. Igual que unos pantalones, un coche o una bici son nuestro envase. El envase ayuda, y cuanto más bonito mejor, pero se trata de ser incoloros y no engañar, frescos y quitar la sed, y sobre todo naturales, sin los aditivos que nos hacen pesados, y a veces infelices.

22 comentarios:

Emilio dijo...

Me han dicho que la peli no esta nada mal. Me parece increible lo de engordar 30kg en 3 semanas y luego perderlos¡¡vaya tela, con lo que cuesta perder ese kilillo despues de algun paron

manuel binoy dijo...

La tengo en la lista, pendiente de tener tiempo. Reconozco que hoy por hoy soy un agraciado de la naturaleza. Coma lo que coma nunca supero los setenta kilos de peso. La obesidad, especialmente en los niños, es un problema serio y de difícil solución, cultural y más complicado de lo que parece en un principio. Saludos. Nos seguimos leyendo.

sislen dijo...

Vaya usted a saber lo que llevamos dentro, casi que prefiero no saberlo...podría ser un sin vivir: sin azúcar, sin sal, sin chorizo...
Me gusta la comida: disfrutar de los sabores, menos cuando tengo poco tiempo y hay que comer algo rápido y que alimente. Pero todo en su justa medida, uuyyy qué difícil!!

davidiego dijo...

emilio,
ni por todo el dinero del mundo jugaba yo con mi salud de ese modo.
ando a ver si pierdo dos kgrs desde hace..

manuel,
la infancia es muy importante, son hábitos y adipocitos que se cogen para toda la vida y luego es mucho más difícil cambiar.
suerte que tienes de no engondar, aunque eso también lo dicen de mi, pero pienso que hay que cuidarse.

sislen,
hay que sacar para fuera lo de dentro, y resolver conflictos, así seremos ligeros.
respecto a la comida, debemos cuidarnos, y ahora que te lo vas a tener que preparar todo tú...

akela-mae dijo...

Me he quedado con las ganas de verla este finde,pero creo que me escapo este jueves para pensar en otra cosa antes de irme a Cangas, me vendrá bien verla ¡¡¡tengo tantos kililllos que perder!!! entre otras muchas cosas tengo entro un motón de "grasilla y líquidos" que quitarme de encima jejeje

Besicos

Alfonso Carlos dijo...

Interesante reflexion..Todos escondemos algun kilo de mas, alguna mentirijilla que otra, algun extraño suceso...toda esa vitalicea nos va engordando el michelin. Y bueno, tampoco quiero renunciar a ello. Que carajo !! Eso si, siempre y cuando no te veas bailando con la Morbida..

Un abrazo amigo DD

Isadora dijo...

Es que la comida está muy ricaaa!

Es un placer inmediato, accesible y... diario.
¡Cómo para aguantar reprimirse!

En mi caso, no tengo voluntad para decir no, me pidan lo que me pidan mi cabeza o mi cuerpo, se lo doy... y me quedo más felizzzz!
(Eso sí, intento no abusar con las cantidades).

Ahora bien, como te descuides y abuses un poco, te echas un par de kilitos encima en un plisplas y... buffff lo que cuesta perderlos. No te digo nada si no pones remedio a tiempo y coges alguno más!
:O

Ayyyy!!!... Si es que la comida no debería estar tan buena, joooooo!

Muy de acuerdo contigo DD en lo de que echar fuera las cosas que llevamos dentro y resolver los conflictos, nos ayuda a regular y a ser livianos.
Y añadiría que otros de los factores importantes que contribuyen a la aficion desmesurada a la comida son la falta de amor y la falta de cariño.

Atalanta dijo...

Sí que le tengo ganas a la película... y ahora más. Sí que me jode como esta sociedad estigmatiza cada vez con más saña el diferente, al que no es "perfecto", al que no es como la mayoría. Y esto se lo puedes aplicar a mil cosas. Por ahí no vamos por buen camino.

Suerte con tus nuevos objetivos y con tu nueva forma de afrontarlos.

Furacán dijo...

Yo debo llevar muy poca cosa, con lo tirillas que soy :-)
Pero es interesante ese planteamiento.

trichulo dijo...

chulo, a mi todo lo que me gusta o es malo o es pecado... por lo tanto vivo en un constante fraude conmigo mismo.
es cuestion de saberse aguantar( uno mismo).

Diego Santamaría dijo...

La semana que viene creo que toca dicha película. Esta semana voy a ver si, "por fin", veo la peli de Up.

A mi lo que han hecho me parece una burrada, tanto kilo para arriba, kilo para abajo... Yo cuando me pego atracón de comida intento entrenar un poco más o un poco más fuerte, a ver si compenso lo comido x lo servido... Por fortuna hasta ahora mi constitución es tísico glotón. Veremos en el futuro a qué "religión" me uno...

Creo que en 2 o 3 semanas iré por Sa. Ya te avisaré.. pero si voy con algo con ruedas será con ruedas de montaña.

Nacho Cembellín dijo...

Si escribieramos las razones por las que hacemos deporte, creo que más de uno incluiria algo así como: para no pasarnos de peso o para mantener la linea.... en fin, todos somos gordos, aunque sea de recuerdos.

Popi dijo...

el sugar rush... aaaahhhh. Cuanto yonqui del donut hay por el mundo. Cuenta a todos lo que hace la glucosa por el cuerpo y no vuelven a echarle azucar al café... SE PEGA A TODO, lo jode y luego no hay quien la despegue.

Anotada queda la peli!!!


PD: gracias por la nominación... seguiré intentando mejorar...

julio salas dijo...

Chapó para esta entrada!! muy bien explicado y me deja con ganas de verla!! kizás sea verdad, que lo que pesa realmente son los sentimientos y el momento en sí, que afecta de una manera u otra a la persona!! un saludo

Isadora dijo...

DD, cuenta (o explica) lo que dice Popi, eso que hace la glucosa por el cuerpo ... que SE PEGA A TODO, lo jode y luego no hay quien la despegue.
Anda cuéntanoslo.
A mí por lo menos me interesaría mucho saberlo.

davidiego dijo...

akela,
te gustará la película, ya verás.

alfonso,
vivan los kilos de experiencias, de buenos recuerdos, de vitalidad, pero os kilos de los que habla la peli, mejor perderlos cuanto antes.

isadora,
lo has pillado.
se te echaba de menos.
respecto a la glucosa, con moderación (casi)todo es bueno, come de todo y sin complejos. Peor es la grasa, aunque el azúcar que no se consume en grasa se transforma. Aunque huye de todos los azúcares refinados y bollos industriales.


atalanta,
todos somos diferentes, incluso gente hay que se junta para ser aceptado estigmatizando a los otros.

furacán,
o que lo aprovechas todo muy bien.

trichulo,
a veces para aguantarse hay que ir al gimnasio, aunque nada mejor que te sostenga quien te quiere.

diego,
las ruedas gordas las tengo un poco abandonadas.
ese planteamiento de como más, entreno más lo tenemos todos, ¿o no?

nacho,
todos tenemos un gordo dentro reza el subtítulo de la película, fácil es que salga.

bilenciado popi,
el triptófano es lo que nos hace felices, necesita glucosa para atravesar la membrana celular.

julio,
vete a verla, es buena cosa.

Rachel dijo...

En esta sociedad la verdad es que hay "yonquis" de casi de todo...y lo que antes era un síntoma de salud ahora es un pecado. Pero me quedo con la reflexión que has hecho, el yin y el yang...;)
buen post

Dani dijo...

¿Que qué llevamos dentro? Algunos sólo vacío. Otros, todo un universo.

davidiego dijo...

rachel,
las graciosas señoritas de Rubens eran síntoma de salud en época de hambre, pero también estaban enfermas. Hay que encontrar la virtud en la moderación, que hay sobreabundancia y epidemia de no control de la ingesta. Aunque pasarse por lo contrario también es enfermedad. Tienes razón, hay yonquis de todo, y la comida está tan cerca y hay tanta, y tan mala...

dani,
pues a descubrirlo.
(el slogan de la peli dice que llevas un gordo dentro)

inma dijo...

La relación que a veces tenemos con la comida no es SANA como bien dices hay mucho detrás hay dias que los nervios no te dejan pegar bocado, hay dias que cuando comes te entra un dolor de estómago y es posible que hasta "gomites", hay momentos de la vida que te niegas a comer determinados alimentos carne o pescado..EL PQ??igual esta en alguna de situación de ESTRES NO SUPERADA, hay dias que te encuentras bien y equilibrado (estos tranquilo, entrenado, emocionalmente estable) comes disfrutas con la comida y punto, hay dias que si te pasas comiendo entrenas como un loco... EL TEMA DE LA COMIDA TIENE MUCHO QUE VER CON EL COCO.. Como bien dices al principìo, a veces los atracones es pq te estás comiendo PROBLEMAS o SITUACIONES QUE TE VIENEN GRANDES, a veces EL AYUNO VOLUNTARIO O INVOLUNTARIO ES PQ ESTAS BLOQUEDO.

Es COMPLICADO MUY COMPLICADO EN CUANTO TIENES PROBLEMAS CON LA ALIMENTACION.. Y EMPIEZAS A IR A TERAPIA...

TENGO GANAS DE VER ESTA PELI..

inma dijo...

ahhh y tambien hay dias que el cuerpo te pide DULCE DULCE... y bueno dices mañana me viene la regla...

davidiego dijo...

inma,
a mi me pide dulce siempre.