miércoles, 1 de junio de 2011

crónicas desde el otro lado. cap 3.1

paseando por Nevada, Utah, Arizona y California
capítulo 3. quién mueve las piernas, mueve el corazón, y algo deja de él en cada paso.

En USA los parques naturales cuestan. El precio es arbitrario, un pase de 7 días en el Gran Cañón sale por 20€, una entrada puntual al lago entre dunas donde se nadó en el ironman cuesta 10€. Nadie protesta. Se paga por el bien de todos, para conservarlos mejor. Y la gente los conserva bien, no hay basuras, ni pintadas, ni suelen salirse de los caminos marcados. Cada nueva infraestructura, por pequeña que sea lleva una nota informando de que se ha podido realizar gracias a la entrada que has pagado, pues las subvenciones del Gobierno deben de ir destinadas más a la destrucción que a la creación. En los parques más humildes hay cabinas con una urna donde introducir el importe de la tarifa. Los parques pueden depender del país, del estado, del condado... lo bueno de los parques nacionales es que por 80$, o un año de voluntariado, tienes pase libre a todos los que quieras durante un año.

Nosotros visitamos los siguientes parques.

Arches National Park
Arcos naturales de piedra de todos los tamaños. Fácil de recorrer en coche, pues una carretera te lleva al inicio del camino que conduce a cada arco, trekkings de todos los niveles y longitudes, algún paso difícil muy cortito para sentirse un intrépido explorador, sensación que dura hasta llegar al otro lado y encontrar ancianos con bastón, niños y deportistas, no de fin de semana, sino de año jacobeo... También hay múltiples arcos que pueden verse sin bajarse del coche, a lo american way (utilizar el coche para cualquier desplazamiento por mínimo que sea).


 A unos pocos kilómetros está Moab, paraíso del mountain-bike, donde alquilar una doble o simplemente disfrutar de su ambiente.

Gran Cañón
Uno de los parques nacionales más famosos. Es eso, grande. Según te acercas por la carretera ya vas viendo desde lejos la gran brecha en la tierra por cuyo fondo va el verde (minúsculas) río Colorado (en mayúsculas). El lado Sur está más bajo que el Norte, tiene mejor clima, por eso está abierto todo el año y con mucha más infraestructura. Cuando fuimos, el acceso norte estaba cortado, troncos caídos en las carreteras y nieve. Un cuervo cruzaría de un lado a otro aleteando 12km, un trailrunner trotando treinta y pico, y un conductor de automóvil tendría que conducir más de doscientos kilómetros para llegar al mismo lugar.


 Una vez allí, de perdidos al helicóptero, vistas impresionantes de los los lados, de los afluentes del río, de  quienes los recorren haciendo rafting y de otros cañones que no se ven desde la orilla, pues los helicópteros no sobrevuelan los cañones que se visitan a pie.

 
 
 quien no quiera andar puede hacer el recorrido en mula
 la Watch Tower, decorada con motivos indios
 

Tres trekkings principales. El primer día hacemos el Bright Angel, llega hasta el río, pero múltiples fotos de gente sana y deportista que falleció en el intento de ir y volver al colorado en el mismo día, víctima de la deshidratación por las altas temperaturas. Según vas descendiendo la temperatura sube, pero a principios de mayo, además de temporada media-baja de turisteo, no hace tal calor, y de sobra nos hubiera dado tiempo a mojar los pies en un remanso del río, así que nos quedamos a 5km, haciendo el trekking hasta el primer campamento (Indian Garden, un vergel en medio de tanta roca caliente), comiendo y sacando fotos, en media hora menos que el mejor tiempo dado por la guía para tal paseo.

6 comentarios:

Armando dijo...

no se os ocurra seguir dando saltos por allí!!!
y refrescate.
estais en la gloria no?

Santa dijo...

Esta entrada ya me da bastante más envidia!!!

sitios muy bonitos.. y algunos pegando brincos por ahí

edecast dijo...

Davidiego y A. adictos-viajeros :-)
Envidia. Para cuando baby-viajes?

Carlos dijo...

gracias por toda la información...estoy seguro que algún día me será de gran ayuda....

Nacho Cembellín dijo...

Que puñetero el Vasco, os quiere colar un gol para dejar de sentir envidia.... lo q no sabe es q quizás con el gol sigais haciendo la misma vida y creandole una envidia insana total!!!!!

davidiego dijo...

armando,
sí, pero ya llevamos trece días por la península.

santa,
los brincos se pueden pegar en cualquier lado.

edecast,
Dios proveerá.

carlos,
no dudes en preguntar.

nacho,
gracias por defendernos, eso intentaremos.