martes, 16 de marzo de 2010

green zone

venceréis, pero no convenceréis.

Le propongo un ejercicio más fácil que el contextualizar al autor de la cita anterior. Relájese, mire la foto y piense. ¿Cuándo fue la última vez que la mayor potencia militar del último siglo ( y tras los triatletas, mayor consumidor de los productos de la O), ganó por si sola una guerra y asentó un gobierno estable después?
tic, tac...


más se perdió aquí, dicen...

Un día B Jr, B y a se reunieron en las islas del anticiclón y decidieron que un país lejano, rico en petróleo, estaba plagado de AMD. Como la situación era insostenible, a su pesar, y por el bien de la democracia, ese derecho que tenemos todos a consumir y a adoptar el modo de vida de B Jr (el único y verdadero), decidieron enviar sus tropas, y por ende las del resto del mundo civilizado, a buscarlas.

Green Zone, en oposición a la Red Zone, es la zona más segura y apetecible de Bagdag

El alférez Roy Miller pertenece a una unidad del ejército encargada de la búsqueda de las AMD (armas de destrucción masiva), sin darse cuenta de que ya los he nombrado antes. La función de un soldado es obedecer y no pararse a pensar, pero cuando Miller empiece a cuestionarse la existencia de estas armas tras múltiples misiones fallidas será víctima de una conspiración dentro de su propio gobierno. Altos funcionarios de su propio gobierno y las fuerzas especiales a su servicio intentarán que su verdad sea la que prevalezca. Miller apenas contará con el apoyo de sus hombres y un agente de la CIA que parece que es el único que ha leído algo sobre la situción sociopolítica del país que quieren salvar.

Repito con mi tercera película seguida sobre la guerra de Irak. A su vez Damon repite con Greengrass tras la mejor trilogía de acción de la última década (Bourne). Green Zone, Distrito Protegido es una película que le da mil vueltas a Tierra Hóstil en cuanto a acción y crítica de la guerra. Salen las mismas ruinas e idénticos hummers, iguales soldados extranjeros y población local, pero mientras GZDP está ambientada en los primeros días tras la invasión cuando todos son afrancesados, TH nos muestra a una ocupación asentada y un pueblo que ya no confía en sus libertadores. En GZDP los escudos del Imperio figuran al revés, en TH al derecho. Y la fotografía es distinta. Green Zone jamás se llevaría un premio de la Academia, y puede gustar o no, pero no te dejará indiferente al salir del cine.

por cierto, la cita es de don Miguel de Unamuno

7 comentarios:

akela-mae dijo...

HOla DD:

La vi el sábado y me gustó bastante dentro de lo me gustan a mi las de guerras...., ¡¡cada vez está más claro que las guerras no valen para nada!! y desde luego la de Irak ... en fin que aún exista gente que la justifique e incluos la defienda, mejor no digo nada.

Por cierto el viernes vi Pájaros de Papel, me ha encantado, desprende tanta ternura dentro de tanto sufirmmiento, aunque revuelve, lo de siempre que malas son las guerras.

Besicos

Emilio dijo...

Pues la vere esta noche, te contare despues pero me han hablado bien de ella.Un saludo amigo

Popi dijo...

anotada mozoo... si es que estoy desconectao' de todo...

Quique dijo...

Me la apunto....

Un saludo
Quique

Jesús dijo...

Vale veré una de Irak, que hace tiempo que no voy al cine... quizás esta mejor que la oscarizada (por llevar la contraria a la Academia)

Atalanta dijo...

La vi anoche. Me gusta el cine bélico, me gusta el cine de intrigas políticas, me gusta el director. Era blanco fácil. A ver si así, saliendo de los periódicos, "engañándonos" con una película, en medio de una fábula, la gente se para realmente a pensar qué pasó con Irak.
Me pregunto por la conciecia de todos esos políticos que comienzan una guerra y causan la muerte de cientos de miles de personas sólo por motivos económicos.

Hace tiempo que todos sabemos que fue así pero...¿qué más da? Ya lo decía el político trepa: "Ya no hay vuelta atrás, los motivos no importan". Está bien que sea un soldado que el que se cuestione su labor, el que albergue dudas, el que conteste: "¡Siempre importan los motivos para comenzar una guerra! ¿Cómo vamos a pedirle ahora a alguien que confíe en nosotros?".
Me pregunto cómo dormirá por las noches Colin Powell después de su patética representación, previa a la ofensiva en la sede de la ONU, enseñando sus fotos de silos repletos de armas químicas.
Supongo que el poder siempre se ha comportado de la misma forma a lo largo de la historia pero es que este episodio ha sido tan sangrante y absurdo.... Si con cada bomba aliada no murieran personas, sería para troncharse de risa con este pedazo de chapuza.

davidiego dijo...

akela,
no creo que vea en pantalla grande la de Emilio Aragón, respecto a las guerras, si nos defienden, algunas son necesarias, lo malo es que se hacen obedeciendo quién sabe qué intereses.

emilio,
te gustó?

popi,
vamos, enchúfate!!

quique,
nos cuentas.

jesús,
no sé tus gustos, pero en todos los sentidos me gustó más ésta.

atalanta,
los únicos que no estemos dormidos a estas horas quizás seamos nosotros, no creo que los que tú dices tengan problemas de sueño, a lo mejor están rumiando dónde preparar la siguiente.