martes, 19 de agosto de 2008

me estoy quitando...

y como diría el Rober sólo me meto de vez en cuando. Pero no lo puedo dejar. Acabó la semana infernal en el trabajo, la semana con más volumen de pacientes y en la que he invertido setenta y dos horas, más ocho en desplazamientos, de las ciento sesenta y ocho horas que contienen siete días.

Un par de revistas Finisher prestadas para iniciar la siesta, un mensajero que llama a la puerta para entregarme los adhesivos que tunearán bici y casco, las Olímpiadas con la emoción que transmiten sus imágenes, Almere a la vuelta de la esquina, estar de Rodriguez en casa y un sms recibido apelando a las gónadas para completar ruta de 160km con tres puerticos en compañía de un buen amigo (no hace falta apelar a los testes para sacarme a montar en bici y menos en buena compañía) son demasiada tentación para desintoxicarme.

Qué bien me ha sentado aunque la resaca es considerable, ahora estoy esperando a que amanezca, pensando si acostarme hasta la hora de ir de nuevo al curro o coger los bártulos y volver a ponerme en tirada larga...

Los entrenos de la semana los tenéis en la columna de la derecha.

Los que queráis más material duro para soñar en el dos mil nueve echad un vistazo a esta página..


Sitio: http://www.altriman.fr/ (pronto en español)

Josele y Jony entre otros enfermos, nos vemos en Sanabria.

5 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Menos mal que eres de hierro ¡menudas palizas te metes a trabajar también! Te he mencionado en mi blog, a petición de Clemente.
Lástima que Javi haya tenido que demostrar que es humano, precisamente hoy, aunque 4º y 5º está muy bien. Por cierto,... ¡qué aburrido es el tri con drafting!
Suerte en Almere

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Si es que lo de "Ironman" es más por lo que hay que entrenar que por el día de la prueba en sí. Me alegro de que no nos abandones del todo. Taluego!

Nacho Cembellín dijo...

Y a eso le debe sumar a un plasta co la clavicula chafada que te llama para pedirte consejo...;). Me ha gusado eso de calo fibroso, si es que yo siempre he sido muy fibroso...;)

Santa dijo...

Así que ya tienes Almere a la vuelta de la esquina. Muchísima suerte. Seguro que empiezas a compensar esa clasificaciones de triatlones en que acabas contento y no.
Yo también tengo mi particular semana de trabajo, ayer mismo con la tesis hasta las 9:30 de la mañana del tirón, 5 horitas de cama y otra vez al tajo.
Por suerte Karbona y yo estamos sanos y salvos... pero un animal con una P3C creo que rompió algo de su bici, por lo menos la lenticular. Eso pasa x ir tan rápido en las curvas cuando llueve. Si es que los hay que van como locos.
Un saludo!!!

Talin dijo...

Tienes que estar como un roble, ya que dicen que el trabajo es salud.
Un abrazo y a afinar esos últimos entrenos de cara al país de las amapolas.