sábado, 26 de noviembre de 2011

Berlin to NY



Hace un año lo intenté en Berlín, una lesión de última hora me impidió entrenar el mes antes, aún así acabé muy contento finalizando mi primera maratón de un modo un tanto inesperado, de un tirón y con un tiempo más que aceptable.


Cosas así pueden hacer que uno se sienta integrante de la Marvel y que pueda con todo, pero hay que ser constante, no impacientarse y seguir. Cuando estaba corriendo por las largas avenidas iba recordando los días que troté por otras calles al amanecer cuando tocaba estar de curso fuera de casa y seguir entrenando.


A veces soy fuerte, hay alguien que lo es más y más veces. Que comparte mis sueños y me ayuda a seguirlos. Que me anima cuando la kriptonita hace que pierda la ilusión. Que me espera paciente cuando salgo y cuando no me echa de casa. Y que me va a buscar cuando salgo muy lejos.


Ella es la verdadera campeona. Por ti. No dejes que el sueño te devore.


¿La próxima?

6 comentarios:

Abel dijo...

David es el momento de pensar en un billete a KONA; ahora si.

Popi dijo...

Guonder GuomA.n !!!

A. dijo...

MolA.
Sólo a tu lado podría ser un personaje de cómic.

davidiego dijo...

Abel,
Me gustaría, pero aunque el próximo 226 es de entrada más restringida no reparte invitaciones para la Isla.

Aunque créeme, ahora me apetece más estar en el fiordo que en ningún otro lugar.

popi,
se merece una serie completa.

bolita,
ahora entiendo tu magnetismo.

sislen dijo...

Los murales estaban así sin más en la calle, o era parte de una expo?
Bueno, pareja, qué envidia!!!

davidiego dijo...

sislen,
hay que buscarlos por la calle, aunque la próxima semana pongo uno de grafitis realizados todos en un mismo edificio.