jueves, 6 de noviembre de 2008

y así seguiré

La gente me señala
me apuntan con el dedo
susurra a mis espaldas
y a mi me importa un bledo.
Que más me da
si soy distinto a ellos
no soy de nadie,
no tengo dueño.
Yo sé que me critican
me consta que me odian
la envidia les corroe
mi vida les agobia.
Porque será?
yo no tengo la culpa
mi circunstancia les insulta.
Mi destino es el que yo decido
el que yo elijo para mi
el demonio que todos llevamos dentro sueña con encontrarse con este otro
A quién le importa lo que yo haga?
A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y asi seguiré, nunca cambiaré
cambia el aspecto, el espíritu es el mismo

Quiza la culpa es mia

por no seguir la norma,

ya es demasiado tarde
para cambiar ahora.
Me mantendre firme en mis convicciones,
reportare mis posiciones.
Mi destino es el que yo decido
el que yo elijo para mi
A quién le importa lo que yo haga?
A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y asi seguire, nunca cambiaré
A quién le importa lo que yo haga?
A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy asi, y asi seguire, nunca cambiaré.

Iba cambiarle la letra, pero no hace falta. A quién le importa la bici que me compre, los kilómetros que recorra y las carreras en que me inscriba, qué cuestan unos cierres o un sillín que brilla. Si no haces lo que yo no lo comprenderás y así seguirás...
Sed felices, buen tiempo y si no salud y voluntad para seguir entrenando. Los hombres de hierro se forjan en frío y con bochorno, en seco y en mojado, con viento y sin él, en las subidas y en las bajadas, con asfalto liso y con asfalto rugoso, en soledad y en compañía...


tomada del blog de Paula

11 comentarios:

akela dijo...

Siempre me ha encantado esta canción y no se porque pero cuando decaigo un poco y me viene a la memoria me levanta la moral un montón

Me parece genial que sigas así .... contra viento y marea o con calma chicha da igual ¡¡y así seguirás!!

Besicos.

Jesús dijo...

Muy buenas,

Descubro ahora tu blog (aunque te había leido en varios comentarios).
Me parece que le pondré una marca para seguirlo de vez en cuando.
Está muy bien.

Bonito reportaje/crónica el del Titán, por cierto.

PD. No he podido evitar el copiarte poniéndole algún ser "vivo" al blog, je, je

Dani dijo...

Amén

inma dijo...

INSISTO LOS LOCOS SON ELLOS
INSISTO ES NUESTRO DINERO Y PERSONALMENTE A QUIEN LE IMPORTA EN LO QUE ME LO GASTO, EN LO QUE HAGO CON EL, CON MI VIDA CON MI TIEMPO, ES NUESTRA VIDA Y EL RESTO QUE MIRE IGUAL NO TIENEN LO SUFICINTE EN UN SU VIDA QUE SE DEDICAN A VER LA DE LOS DEMAS..ARRRR ES QUE A QUIEN EL IMPORTA????

davidiego dijo...

qué sorpresa, cuanta gente nueva!

crecemos, será que mis pequeñas cosas importan un poquito?

gracias por dejar vuestros pensamientos.

seguiremos!

Si te lo tengo que explicar... dijo...

!Nuestro Chiquilicuatre triatleta! Qué bueno. Oye, vete pensando en un villancico de tri, que se acerca la navidad. Por cierto, que te estás haciendo famoso. Dejo de visitarte una temporada, y ya no conozco a nadie. Tendré que pagar una ronda para darme a conocer. Taluego!

Ramón Doval dijo...

Por si no éramos bastantes sinvergüenzas por aquí, se te mete Jesús también... Y como somos sin vergüenzas, pues nos toca los mismísimos lo que puedan pensar de nosotros, y si además tiene que ver con nuestra pinta cuando entrenamos,... ¡orgullo del 15!
Sobre la canción..., dejaré que Atalanta la anal-ice.

ATALANTA dijo...

Si es que la gente es muy pesada. Te da una turra todo el mundo. Si yo soy feliz con lo que hago. Nadie me obliga.
Esta canción es la bandera reivindicativa del colectivo homosexual.Al final se la vamos a robar los triatletas. Al pelo le viene a un triatleta homosexual.

ATALANTA dijo...

Ramón, que escribimos al mismo tiempo... no tires del hilo musical que después empezamos a polemizar tú y yo.

misstake dijo...

No cambies, no cambies, no cambies...
No cambies, no cambies, no cambies,
Sigue siendo el mismo...

Y no sigo que me dan arcadas.

Pero eso: QUE NO CAMBIEIS!!
Que me haceis sentir muy orgullosa.

misstake dijo...

Por cierto ayer fui yo la que paseaba en mallas por la calle, ¡he vuelto al gimnasio!