viernes, 14 de noviembre de 2008

cine, cine, cine, más cine por favor


Me gusta el cine, los domingos por la tarde ( el día del espectador, los jueves por la noche, los lunes, los martes...) es la mayor de mis aficiones...

Otro síntoma más de globalización, más bien de americanización, es la concentración de varias multisalas en centros comerciales. En los tiempos que corren me pareció buena idea la sustitución de una gran sala, a veces teatro, por tres o cuatro multisalas, que ampliaban la oferta cinematográfica. El problema es que ahora esas multisalas han caido en manos de cadenas, se han ido a centros comerciales en la periferia (oferta de ocio integral, lo llaman: compras, hamburguesa y cine en un mismo lugar y con mil plazas para aparcar) y casi todas ofertan lo mismo, es decir, lo que las majors americanas quieren.

Así que tener 30 salas no significa tener 30 películas que ver, y mucho menos que haya 5 ó 6 que merezcan la pena. Las pequeñas producciones apenas se mantienen en cartel y es difícil planificarse para verlas porque cambian de horario sin avisar. Eso hace que pierda un poco el interés por algún film al que tuviera ganas.

Además, los espectadores (no confundir con cinéfilos), le estamos/án (yo también soy a veces viajero, a veces turista) perdiendo el respeto. Los otros, siempre los otros, no sólo me faltan al respeto llegando tarde, además invaden mi espacio físico, auditivo (con comentarios y risitas fuera de lugar), visual, olfativo y gustativo (la contaminación olorosa, a mi pesar, estimula mis secreciones). Reconozco que alguna vez me he zampado un Big Mac, con su bebida y patatas (ahora, cuando caen en algún aeropuerto, tomo ensalada) en el cine, pero ahora hay gente que va literalmente a comer al cine, y que no conciben este espectáculo sin consumir en el ambigú, lo cual reporta más beneficios al empresario que la exhibición en sí.

Y quizás, otra herida (omni vulnerant, ultima necat), es la facilidad de conseguir películas en la red. Nunca he sido de ir al videoclub, incluso cuando voy a casa de los suegros no me gusta pagar por una película que ofrecen por cable. Para pagar voy al cine. Tampoco soy fetichista de comprar películas, sólo tengo un dvd, Pesadilla antes de Navidad. Para guardar prefiero los libros, su olor, su tacto, sus recuerdos, y lo bien que quedan en la librería. Pero ahora, basta un ordenador, un poco de paciencia y tienes lo que quieras en la pantalla, cada vez más grande, del salón. Y puedo verlo todo, lo que estrenaron en mi ciudad y lo que tuvo un paso fugaz por un festival. Digo paciencia porque, excepto en las vos, no soporto el screener. Prefiero la calidad de dvd, a ser posible español, porque el acento extraño me pone nervioso.



Así que, entre unas cosas y otras, he pasado de más de 70 películas anuales a casi la mitad. La falta de tiempo o el desvío de fondos a otras actividades lúdicas hace que me haya vuelto infiel a festivales cinematográficos tales como Donosti o Gijón (mi favorito) y que ya no haga jaramugadas tales como ocho películas en una semana, dos o tres en una misma tarde cambiando de cine, maratones nocturnos, etc Mis limitaciones idiomáticas me han limitado al territorio patrio, con ganas me he quedado de asistir a Berlín, Cannes o Venecia en los tiempos en que un festival tenía prestigio y no proliferaban como hongos después de la lluvia por caprichos políticos.

No me reconozco friki ni superfan de nadie y mis preferencias son variadas, algunas de ellas ilustran esta entrada. Hasta este año llevaba la cuenta en un cuaderno, costumbre que retomaré el 1 de enero. Incluso puedo incluir una sección fija, al estilo atlantiano, de comentar películas los sábados, que nadie me lee ni reclama crónicas de aventuras.


Cine, cine, cine
más cine por favor,
que toda la vida es cine,
y los sueños
cine son.

19 comentarios:

Nacho Cembellín dijo...

Entre tú y Atalanta haceis que confirme mis origenes.... aisssssss, cine, cine, cine, más cine por favor.

diego dijo...

éste me ha gustado. fijatetu.

davidiego dijo...

mira este, y dime cuál no?
;)

habrá que hacer quedada, comida, café y cine después.

Lucano dijo...

Qué curioso, yo también anoto las películas que voy viendo en la gran pantalla: título, director y fecha. Mi marca personal son ocho películas en menos de 48 horas. Valladolid, "Semincis" de 2003 y 2004. Pero ya se me pasó.

edecast dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
edecast dijo...

De joven hacía lo mismo. Apuntaba y puntuaba las pelis en un cuaderno... de joven...
De los carteles que has puesto sólo he visto dos (Cosas que hacer en Denver, y El Profesional, buenas), buscaré por "ahí" las otras.
Una recomendación "extraña/friki": Leolo. Es una de mis preferidas, no tiene nada que con El Padrino, que quizás sea mi número 1 en el Top, pero posiblemente sea la peli que más recuerdos me dejó... Pero es "rara". Ya contarás si la ves (la tengo en DVD si quieres que te la pase en tu próxima visita a Planet Triatlon Alcobendas, o te la envío por correo)

davidiego dijo...

lucano:
las sesiones matinales son para enfermos... (cuando sales no sabes ni que hora ni dónde estás)

edecast:
http://atalanta77.blogspot.com/2008/11/lolo-de-jean-claude-lauzon-este-fin-de.html

;)

Talin dijo...

El pasado fin de semana y ayer, TVE Internacional se dignó y tuvo un detalle al emitir una película española, que no tuviese al menos 50 años. Así que aun sin una gran sala ni palomitas, pero calentitos en casita y un buen café, nos deleitamos con "El Abuelo".

PD: Aquí el cine es casi siempre en idioma original. Bueno para perfeccionar idiomas, pero un coñazo para disfrutar de una película.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Ayer:"2 secondes" - En frances con subtítulos en inglés (toma ya!). Sobre ciclismo y más cosas. Curiosa y entrañable; sobre todo por el personaje de Lorenzo. Yo al cine, ya sólo voy a los ciclos en V.O.... Lo que busco, o mejor dicho, encuentro cosas más interesantes en la red. Taluego!
Pdta: Cine,cine,cine!!! Y sin palomitas ni demás ruídos, por favor! De hecho, no soporto ni que me hablen...

ATALANTA dijo...

Me ha gustado eso de la jaramugada...
A Ciudad Rodrigo no llegan la mayoría de las pelis interesantes. Oye, y es verdad que también, cuando voy a Salamanca, echo muchas de menos. Imagino que, como cuentas, apenas se exhiben durante unos días.
Aunque quizá mi principal pasíón es la música, sin el cine y los libros no podría vivir. Lo que cada vez me gusta más es el cine clásico. A Raquel, una ex, le pirraba y me contagió. Esta semana preparo una entrada sobre le cine negro.
De las pelis que has puesto hay un par de fetiches jaramugos, de éstas de dar mucho la brasa en las reuniones, Memento y Clerks. Memento la vimos en Cáceres en una sesión a la una de la mañana, después de una tarde de cañas. Imagínate, no nos enteramos de nada.
Las pelis que no conozco, me las apunto.

akela dijo...

¡¡¡me encanta el cine!!! veo de todo, aunque las que más me gustas son las de "tema", las que me hacen pensar ... yo leyendote me considero afortunada lso findes me suelo ver dos pelis, eso si la mayorái "ccomerciales" (que no me hacen gracia) pero la falta de tiempo manda y como bien dices lo que pilla más a mano son las multisalas y estas no se prodigan en pelis buenas ... pero es cine y mucha incluso me sorprenden.

Aún hecho de menos cuando me iba a la última sesión (a las 22h) a los cines de Plaza de España los domingo.... me encantaba que el finde durara hasta bien tarde y eso era una forma de conseguirlo y además con buen sabor de boca.

Me apunto las dos últimas para conseguirlas y verlas.

Besicos.

P.D. No soy tan cinéfila como los que aquí escriben y los siento como palomitas , es si intento no hacer ruido difícil pero lo consigo.

misstake dijo...

¿Qué peli vemos esta noche?

davidiego dijo...

talin:
mientras no salgan Pajares y Esteso.. Calle Mayor, El Verdugo, El Cochecito, Muerte de un ciclista, Amanece que no es poco..
y siempre nos queda internet. Estoy contigo en la vo, y más yo que soy un zote rezote con el oido.

ironmanu:
no seas tan supercool! la trilogía de Indy mola, Star Wars IV,V y VI, incluso ayer me volvió a encantar por cuarta vez Un papá genial..

del Lado Oscuro del Corazón:
"me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!"
una peli que así empieza.. lástima la segunda parte.

a los jaramugos: a Kevin Smith se lo aguanto todo, es mi héroe. Sólo por hacer Clerks ya tiene todo mi crédito para siempre.

Akela: El lado oscuro del corazón es para achuchones, Requiem por un sueño es más dura (no tiene comparación, pero podría recordarte a Trainspotting, que también mola).

Txiki, qué te parece Bella?

Ya me diréis.

akela dijo...

Si ves Bella me lo comentas .... me asusta un poco ir a verla ya me diréis.

Las otras dos las veo seguro.

Besicos.

Ramón Doval dijo...

Luego leeré tu Behobia, que si cumplió 44 años debe estar muy bien. Muchas gracias por tu comentario. Hablaré de ti a los padrinos.

davidiego dijo...

Ramón, ya me asesorarás tú sobre cine infantil cuando llegue el momento. Si te despiertas a las tantas de la noche y no puedes dormir ya sabes que mi blog está abierto 24horas. Merece la pena correr la 45.

Santa dijo...

Joe, cuando comentario tienes por dios... tienes potingues más ricos que ese?? No se, yo tomé acuarius el día que me pasó pero fue tomar la cosa esa y nuevo.
Novedades... eso eso, dime, que estoy esperando comprarme ropa de invierno, algún culote largo calentito y estoy esperando a ver lo cojo ya con serigrafía salmantina o que.
Espero que tu patilla esté bien o al menos tú sí lo estes.. mucho no.. unos 150 euros fue la gracia.

Esperanza dijo...

Ahora estoy empezando a ir al cine despues de varios años en los que solo cabían en mis planes películas para todos los públicos. He llegado a ver, incluso varias veces, las de Steve Martin "Doce en Casa" y "Doce fuera de Casa". Dirás que siempre está la opción DVD cuando los niños se acuestan. Pues no. Me duermo. "Memento" sin ir más lejos, la tuve que ver en 3 o 4 veces. Llevo unos días que no consigo ver el final de "Luna de Avellaneda". Ains, asín es la vida.

davidiego dijo...

bella, bonita sin más.

Para cinéfilos:
Trenes rigurosamente vigilados.

ya me diréis.