viernes, 28 de noviembre de 2008

llevo escrita mi vida en los pies

para Furacán


Yo no los vi. Algún compañero los trató y los colocó (las fotos), con delicadeza, en el escritorio para compartirlos. Nunca los he conocido y creo que tardaré mucho en ver otros parecidos.

Unas deportivas en el suelo, unas piernas torneadas que no insinuan lo que viene después. Marginados, olvidados, torturados. Muchas veces los olvidamos hasta que reclaman su poquito de atención, un pequeño callo, una herida, una uña que crece en dirección equivocada, una articulación desviada por años de calzado equivocado.

Lo más bajo. Por debajo de la suela de mi zapato la nada. Pero qué alivio un baño de pies, ese pequeño gesto con el que un Dios se puso a los pies, otra vez, del más pobre de nosotros. Qué gozada correr y correr hasta que el corazón o las piernas digan basta. Qué bien si ellos callan, y qué júbilo cuando descansan.


Estos son distintos, están enfermos. Para el paciente no hay más cuerpo que la parte que molesta. Que se desescama y se pela, como las hojas de un calendario, contando en fascículos las aventuras de su propietario. Y que alteración más simple, a la capa celular que protege las plantas le ha dado por seguir la orden de creced y multiplicaos.


Puedo seguir quejándome de no pillar inscripciones, de no llegar a los ritmos prescritos, de no poder viajar, de no comprarme tal y tal, incluso de trabajar por menos y peor. Pero si no hay salud todo me falta.
Y con amor, las penas son menos.

12 comentarios:

Lucano dijo...

Los pies le hablan a la tierra, le llevan la voz de nuestras huellas y el eco de nuestras voces. Escriben, y escriben, y no dejan de escribir a cada paso. ¡Salud!

la granota dijo...

Jolin. Gracias.

Ramón Doval dijo...

Preciosas fotos. Estás genial.

akela dijo...

Gracias a los pies estoy de pie ... y como bien dices lo importante es la salud con ella todo lo demás va tirando, mejor o peor pero tirando.

Tela las fotos ¡qué duro es estar enfermo! menos mal que existes tu y muchos como tu ¡¡gracias!! aunque sea en esa "precariedad laboral", esperemos que pase pronto

Besicos.

Nacho Cembellín dijo...

Buena manicura!!!

Talin dijo...

Redios que escalofríos!

Furacán dijo...

Gracias por la dedicatoria pero de todos los enlaces que has puesto casi me quedo con los pies de la triviajera :-D
Es que... Dios vaya fotos!

davidiego dijo...

Lucano,
no puedo añadir nada más.

granota,
de nada, un piecer...

ramón,
no nos enseñas tus aussies desvendados?

akela,
un besote, no es para tanto.

nacho y talín,
ja,ja,ja :)

furacán,
seguro que de éstos no tenías...

miguel a. muñoz romero dijo...

que flipada de manos!!!!!!
buena foto mola

diego dijo...

mamon, me has jodido el cafe.

misstake dijo...

¿Vas a dejar de poner cochinadas en tu blog?
Dan grima!! Si soy consecuente con lo que escribo diré que son buenas, pero me gusta más la de la sangre.
Un besote

Santa dijo...

Yo pondría las de mis pies, juanetes, el dedo pulgar encima del indice, pies planos, algún callo que otro, los dedos meñiques super enanos... lo mío es herencia pura y dura... No hay mucho que hacer.
Tampoco ayuda tener unas barcas del 47...