lunes, 24 de noviembre de 2008

el precio de las cosas



La sanidad no le cuesta nada a la mayoría de los pacientes, cubiertos por el sistema de Seguridad Social, pero no sale gratis. Es difícil, ciertamente, establecer cuánto cuesta cada acto médico, pero una buena referencia la proporcionan las tarifas recién publicadas por Sacyl para poder cobrar la asistencia que presta el sistema público a personas no cubiertas por la Seguridad Social o a compañías obligadas a pagar los gastos asistenciales de un paciente. Un día de estancia en una habitación del hospital Virgen de la Concha sale por 383 euros; una primera consulta con el especialista cuesta 211 euros y 220 euros el transporte en una ambulancia de soporte vital básico.

Si tuviéramos que pagar directamente los servicios sanitarios, ponerse malo saldría por un ojo de la cara. Sufrir, por ejemplo, un accidente que requiera evacuación en helicóptero, estancia de tres días en la UCI y una semana de ingreso hospitalario en planta supondría el pago de una factura de 10.310 euros, de acuerdo con las tarifas aprobadas por Sacyl que se aplican solamente en el caso de entidades de seguros, mutualistas y otras que estén obligadas a pagar los gastos de la asistencia. Acudir al médico de cabecera cuesta, en una primera consulta, 75 euros, y en las sucesivas 65. Si hacen falta pruebas complementarias, como una radiografía, un análisis de sangre o un electrocardiograma, la factura sube hasta los 87 euros y si además tiene que intervenir la enfermera, 96 euros. Recibir en casa la visita del galeno cuesta 99 euros, y dos más si se requiere alguna prueba especial, en tanto que la asistencia del personal de enfermería sale por 59. El transporte en una ambulancia normal, es decir, sin asistencia sanitaria, sale a razón de 54 euros en el caso de un servicio urbano y 0,96 euros más por kilómetro recorrido en el caso de un traslado entre distintas localidades. Si lo que se requiere, sin embargo, es una ambulancia de soporte vital básico la factura sube a los 220 euros, y en una de soporte vital avanzado 730. La asistencia en helicóptero dispara los costes hasta los 4.830 euros. Si se necesitan tratamientos especiales, éstos se pagan a mayores: 1.200 euros por los trombolíticos, 50 por un marcapasos externo o 560 por un dispositivo especial de intubación. Los precios de hospitalización por día de estancia y cama ocupada en el Complejo Asistencial cuestan 383 euros. Un día de estancia se considera a dormir en el hospital y hacer al menos una de las comidas principales del día. Si se ocupa cama, pero no se cumple alguno de los dos requisitos no se considera estancia y el precio se reduce a la mitad. En la Unidad de Cuidados Intensivos la jornada de estancia sube hasta casi el triple, 933 euros. Las consultas de los especialistas son bastante más caras que las de Atención Primaria, y salen a 211 euros la primera y a 127 las sucesivas. Además de estos precios generales se detalla un largo listado de procedimientos más pormenorizados que cuentan con tarifas propias. Un procedimiento de cirugía menor sale por 211 euros, una urgencia no ingresada 97, una sesión de hemodiálisis 179 y una de fisioterapia, quince. Una biopsia se cotiza a 114 euros, un estudio citológico a 47 y una litotricia renal extracorpórea (técnica que destruye los cálculos mediante ondas de choque) 970 euros.Las diferencias de precio entre las diferentes pruebas es a menudo grande. Así, un electroencefalograma simple sale por 147 euros, una osimetría por 31, un electrocardiograma cuesta 17 euros y un ecocardiograma 22. Las intervenciones quirúrgicas, aunque sean sin ingreso, son sustancialmente más caras. El paso por el quirófano de un varón para esterilizarse cuesta 602 euros, la circuncisión de un menor de 17 años, 994 euros, una biopsia de mama con excisión local de un proceso no maligno, 1.199 euros, una artroscopia 1.538, y procedimientos quirúrgicos sobre oído, nariz, boca y garganta, 5.527 euros. Las prestaciones por pruebas de radiodiagnóstico más baratas son las radiografías convencionales, que pueden costar unos 26 euros, frente a los 354 de algunos escáner.

Precios por actos asistenciales:
Asistencia sanitariaTratamiento en hospital de día onco-hematológico, 246 euros
Radioterapia (planificación), 296 euros.
Gastroscopia, 88 euros.
Test de esfuerzo, 31 euros.

Cirugía sin ingreso:
Procedimientos sobre el cristalino, 534 euros.
Esterilización del varón, 602 euros.
Circuncisión, 994 euros.
Dilatación y legrado, 1.519 euros.
Trastornos dentales y bucales, 1.682 euros.
Procesos malignos de mama, 2.386 euros.
Fractura, esguince, desgarro y luxación del brazo, 1.296 euros.

Radiodiagnóstico:
Radiografía del tórax, 26 euros
TAC cerebral con contraste, 298 euros.
Ecografía de mama, 76 euros.
Biopsia con aguja gruesa, 273 euros.

y luego dicen que el pescado es caro, Sorolla

y a mi que me parece barato...

ÚLTIMA HORA:

Maldecir y otras procacidades en la persona cuyo nombre me reservo por avisar a los Municipales no tiene precio. Aparcar en sitio reservado a O C H O ambulancias donde N U N C A aparca ninguna, porque lamentablemente siempre están en funcionamiento, 60€. Añadir que en este sitio siempre aparcamos los trabajadores de este Servicio, ninguneados por la dirección, la cual tiene lugar reservado, con puerta con llave y marquesina, para proteger un coche que pasa menos horas a la intemperie que los nuestros.

12 comentarios:

Nacho Cembellín dijo...

Bueno, parece que lo que llevo pagando a la seguridad social desde hace casi 20 años sirve para algo... de cualquier manera, qué pasada!!

misstake dijo...

Nacho, espero que de lo que ya has pagado aún quede algo para tu jubilación...
Auguro un oscuro final, bastante cercano, para una de las mejores cosas que teníamos en este país. Me habré levantado de lunes...

Ramón Doval dijo...

Creo que no se deben recortar gastos en diagnósticos y tratamientos, pues repercutiría en la calidad. Los filtros son importantes, para que lo único que se gaste con los hipocondriacos sanos y otros caraduras sea en el tiempo de la primera visita, y en darles la patada en el culo. Seguro que también se puede recortar en administración, logística, compras, etc.
Ah, y lo que resulta indispensable es invertir en galones para los uniformes, pues no es lo mismo llamar a A., diciendo "eh, tú, rubia", que decir "oiga usted, señora rubia", según se trate de sanitarios, enfermeras o médicos.

akela dijo...

¡¡Dios mío que "pasta gansa"!! y lo único que deseos es que dure, y dure, y dure como las pilas del conejito.... y que espero que "el lunes de A." sea un mal cuento, aunqeu el camino que lelva es .... ¡¡unpoco desatroso???!!!

Seamos optimista aunque sea complicado.

Besico.

edecast dijo...

Tenéis los precios por las nubes. Estoy pensando en morirme para no repercutir en más gastos en estos tiempos de crisis. Alguno me lo agradecerá…

davidiego dijo...

nacho,
un par de ingresos y una operación y te ponemos el saldo a 0.

misstake,
que su jubilación no la paga él, sino los hijos de los nuevos residentes y los de Ramón (que Eneko cuidará de edecast).
estoy contig*

ramón,
muchas veces se nos obliga a hacer una medicina defensiva, "le voy a denunciar", "como le pase algo", "como no le haga un escaner"...
necesitamos un gerente como tú y reducir mandos intermedios, el jet-lag lo tendrías sólo dentro de la comunidad.

akela,
what a wonderful world...

edecast,
no lo hagas en domingo, ni de muerte violenta (forense, papeles, cámara frigorífica...)
mejor hazlo en Alcobendas.
ceremonia, flores, ataud, responso, anuncios, nicho, fosa o incineración te lo descontamos de la pensión?
y encima no puedes donar...
desaparece, sin más...

Anónimo dijo...

Y el "señor" Güemes informa, recientemente, de la reducción en la asignación presupuestaria (-13%) para los hospitales "tradicionales" en el próximo año; Y justifica tal reducción en el hecho de que se han abierto 8 nuevos hospitales (que siempre nos han querido vender como públicos, cuando no son más que la herramienta necesaria para la tan pretendida privatización del gobierno derechón madrileño), los cuales asumen parte de la carga asistencial que antes pertenecía a los "históricos".

Y hago y deshago como me da la gana, pensará D. Güemes, porque aquí nadie se agita ante tales maniobras fascistas.

Un poquito de educación sanitaria para la población sería un ingrediente ideal para que vayamos enterándonos de cómo hacer un buen uso de este sistema tan importante y que tan poco y mal valoramos.

Val.

Esperanza dijo...

Si me dejo las llaves dentro de casa y llamo al cerrajero, me cobrará 200 euros. Eso no quiere decir que lo valga.

La salud no tiene precio pero una cama de hospital no puede costar más que un cinco estrellas con todo incluído.

Hay que darle a cada cosa su valor, pero no tiene que ser sólo económico.

Sigo sin entender por qué la gente vota a partidos de derechas.

Jesús dijo...

La verdad es que las cifras impresionan. Ojalá sigamos disponiendo de esos servicios son un lujo, como demuestran sus precios.

Me uno a la observación de Esperanza. Como un Hotel. (Realmente hay que repercutirle mas servicios de personas que a un hotel).
Pero el dato es llamativo.

Si no lo pregunto reviento:
Qué pasa con la circuncisión de los mayores de edad, ¿es mas barata o mas cara? 900 eurazos!.

davidiego dijo...

Val,
respondiendo como hace Espe, tenemos "lo que nos merecemos".
La educación sanitaria, que tendría un programa para tres cursos de ESO, sería mucho más importante que la de la ciudadanía, religión, ética o lo que le de al gobierno de turno.

Espe y Jesús,
una enfermera ha de cobrar más que la mucama que te arregla la habitación, y hay una por cada 7 camas, no una por cada dos plantas. Además el precio incluye medicación (infinito e/día), tres comidas, pase de visita de tu médico por la mañana y el de guardia si lo necesitas... "hospitalízate" por tu cuenta en tu casa o en un hotel y mira a ver por cuánto te sale.
Sigo diciendo que me parece barato.
Supongo que un mayor de edad tiene más complicaciones y necesita más hospitalización, los precios son orientativos.

ATALANTA dijo...

Insisto, con sus lógicos fallos, vivimos en un lugar afortunado. Sólo hay que pensar como están estas cosas en la mayor parte del mundo, incluida la megasuperpotencia mundial.

Ramón Doval dijo...

Creo que el sueño de todo sistema sanitario es el canadiense. No existe la medicina privada, pues el objetivo es que la pública sea inmejorable. Investigad un poco, y veréis que es acojonante. Claro, que eso sucede en un país enorme, superdesarrollado, con las segundas mayores reservas de petroleo y gas del mundo, y sólo 32 millones de habitantes, que juegan al hockey-hielo, de los cuales casi un tercio son extranjeros con alta formación.