miércoles, 30 de julio de 2008

Obligación y devoción

En esto no hay obligación, siempre es devoción aunque a veces “nos obliguemos” a ser constantes en el entreno.

En unas horas empieza Agosto, 212 horas me esperan en el trabajo y espero dedicar al menos 15 horas semanales, de calidad, a preparar esa gran cita que tengo a finales de mes. No es obligación, es devoción. Aunque reconozco que una parte de mi, casi mayoritaria, desearía parar este mes, y disfrutar de la compañía de los seres queridos, tomar el sol, pasear, leer, terracear... otra desea con todas sus fuerzas hacer un buen papel en Almere. Me hace ilusión acudir al Cto del Mundo con el equipo nacional y terminar corriendo tras haberme divertido en la bici. La natación es muy desagradecida, intentaré mantener lo poco que tengo pensando ya en enfocar la siguiente temporada.

Me tacharéis de tonto, o loco, o apasionado, pero tengo ganas de empezar a entrenar la próxima temporada. Me gustaría cambiar los planteamientos y aprovechar mejor las horas y las cualidades de las que dispongo. Gestionar mejor el tiempo y los defectos y virtudes. Apenas tengo unas semanas para planificar los principales retos, los triviajes, del año que viene y el tiempo pasa deprisa cuando estas ocupado.

Este es mi primer verano laboral en el que voy a intentar mantener la forma, otras veces he competido sin entrenar, viviendo de las rentas, alguna vez deseando no estar allí, pero con la misma ilusión antes y después.

Estoy ocupado en muchas cosas, y muy ilusionado.

Obligaciones y devociones.

8 comentarios:

Furacán dijo...

Lo mejor es la ilusión, con ilusión se supera todo, sacas fuerzs donde no las hay, tiempo donde no lo hay, aguantas los malos momentos... es lo mejor de la vida!

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Bonita frase la primera. Hay que tener siempre presente que todo lo bueno requiere algo de esfuerzo. Luego cuando cruzas la línea de meta todo se ve recompensado. Espero que te diviertas en Almere, a pesar de que llevas sobre tus hombros no sólo la representación de un país; además compites en nombre de esta secta de blogueros triatletas!

davidiego dijo...

joe, que responsabilidad! van a ver a un triatleta del Estado (para no herir susceptibilidades) y además bloguero, y visto uno van a decir "estos españoles y/o blogueros no andan nada", habrá que darlo todo y puestos a poner el nombre en el mono aunque no esté muy fino no creo que me quepa en el culo "davidiego.blogspot.com", aunque sí en mi henchido pecho lleno de orgullo ;)je, je

La ilusión por lo que se hace es lo importante.

PD: aunque también puedo poner mi nombre en el lateral y si hace falta usar medilast para continuar...

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Yo creo que como vas "sobrao" puedes llevar un globito como las liebres para hacer marca en las maratones; así te cabe todo el título del blog, tu nombre, e incluso algo de publicidad. A entrenar!

Nacho Cembellín dijo...

No solo no es una tonteria sino que es y debe ser nuestra ley motiv. Como sabes yo andaba un pooco desilusionado, no por esta loca pasión pero si por, digamos, derivados. Pues nada, t rompes una clavicula, estas seis dias "solo" sin entrenar,y ya estas pensando en correr en Ibiza, y el año que viene ir a por el sub-10 si el Iron Man q decida correr me lo permite.

Te vas a salir, y el año q viene esero coincidir contio muchas veces para contagiarme de tu ilusión y tú de la mia, de la nuestra.

akela dijo...

¡¡A por ellos!!! vaya año el tuyo, así que a seguir disfrutando a tope como siempre haces de cada meta que te pones.

Ya nos contarás ¡¡qué no decaiga!!

Besicos

Santa dijo...

Devoción... de eso he discutido mucho esos días... por clasificarme para el Cto. de España en un olímpico me regalé la burrada de irme al Alpe d´Huez (Al final el 27). Casi muero y llevo dos días que los tendones de las rodillas me duelen un dolor y casi sin poder andar... Obligación? Devoción? Yo creo que sencillamente estamos locos.

misstake dijo...

Pues, bendita locura!!!!