viernes, 15 de julio de 2011

lo normal

He estado estos días de pruebas, debía hacerme una analítica por otras cuestiones y la he pospuesto hasta el pico de forma de estas semanas para mirar otras cosas, pues llevaba unas semanas cansado, o con un rendimiento un tanto errático, días de bien y días de muy mal. Los días de muy bien quedaron para las competiciones de estos últimos días o para los entrenos previos al viaje a Utah, los mejores. Al final, los días malos van siendo menos y voy encadenando un par de ellos con buenas sensaciones, aunque debería priorizar mejor unas cosas sobre otras y saber parar.

Tras ocho meses de paleoatleta mis valores analíticos, que nunca han sido malos, son mejores que nunca, todos los depósitos a tope, las grasas mejores que las de un serrano bien curado de alta cuna, únicamente un hematocrito ligeramente bajo, 37.5.

Lo más curioso fue el electrocardiograma. Ya sabía yo de diversos bloqueos que me aparecen cuando entrenaba más fuerte, entraban dentro de la normalidad de su banalidad (bloqueo de primer grado, hemibloqueo). Pero ahora aparecía uno de segundo grado, aunque tipo I, de los dos que hay de segundo grado, el más leve. Hay tres grados de bloqueo.

detrás de cada onda P debe seguir un complejo QRS


Hay una zona en el corazón (en la aurícula) donde se origina el estímulo cardíaco, de ahí la orden, (onda P) o  impulso eléctrico, se transmite al resto del corazón (contracción del ventrículo= QRS) a veces, en mi caso, ese mensaje no llega, se bloquea, por lo tanto de vez en cuando un latido se pierde. Y disminuye la frecuencia cardíaca. En mi , joven, deportista, esto se debe a la estimulación parasimpática del nervio vago, que puede tanto frenar la frecuencia con que se ordenan los latidos, como retrasar su conducción haciendo que alguno no llegue como es lo que sucede.
 una onda P sin QRS, bloqueo.

Al final decidí comentárselo al cardiólogo, el cual decidió registrarme la actividad cardíaca durante 24 horas con un holter. La enfermera que me lo colocaba no dejaba de insistir en que hiciera la vida más normal posible, pero que no me fuera a correr 20km (menos mal que eso ya lo hice hace unos días) que en su lugar  hiciera 15' y que si salía en bici, hiciera 30km en vez de 60 y más suaves...  Es que hay gente que se lo colocamos y se pone a limpiar cristales o se va a la huerta...


Tras estas palabras me quedo pensando si hacer reposo, puesto que mi problema es que con el excesivo reposo mi corazón se ralentiza en exceso (para una persona normal) debería no hacer nada, o hacer vida normal. Al final me decanté por la vida normal, la mía, que también tiene sus ratos de reposo. con su test de watios incluído, donde esta vez subí mi mejor registro en 8watios y alcancé 10 pulsaciones menos.

Lo peor del aparato es asearse con él puesto.


Al leer el registro el aparato registró un par de bloqueos, uno de ellos a las 7 de la tarde, mientras leía, y otros más de madrugada, con una pausa de 2.9". Todo perfecto y normal en una persona asintomática y deportista. Así que tendré que cogerme unas vacaciones, buenos alimentos, descanso y dormir en altura, que el corazón funciona perfectamente.

Todo esto, y la lectura de los periódicos me hace pensar en la normalidad, ¿a qué estarías dispuesto a renunciar para seguir con tu vida normal?

9 comentarios:

ser13gio dijo...

Me alegro de que todo esté bien. Dos pulsaciones menos en todo un día no es nada, si acaso para decir alguna tontuna extra, pero ya tienes excusa.
s

Chasis In The Middle dijo...

¿2,9s de pausa no es mucho?

Espero que de verdad estés bien, tú eres el que sabe de este tema.

Yo tenía pensado en hacerme una prueba de esfuerzo, pero mucho más adelante, en unos cuantos años, cuando me prepare alguna maratón. Sólo para comprobar que todo va bien.

Saludos

Xocas dijo...

Un día de estos debería hacer algo parecido. Pero bueno, con la esperanza de que el resultado sea como el tuyo, todo OK. En cuanto a lo segundo, hay ciertas normalidades de las que estoy hartito, pero hoy por hoy no se puede renunciar a nada.

Carlos dijo...

Interesante....

Santa dijo...

No te digo yo a lo que renunciaba por volver a tener la rodilla para competir (de nuevo dolor)....

Si te lo tengo que explicar... dijo...

La "normalidad" es un concepto muy difícl de definir... Me alegro de que estés con las baterías a tope.Me ha gustado mucho la última entrada (argot ciclista).

davidiego dijo...

s,
muchas gracias.
realmente, qué son unos latidos perdidos entre los miles de todo un día? aunque claro, por eso no ando y se me va la pinza, a veces.

chasis,
cuenta tres despacio, eso estoy sin latir, ¿sin vivir?
estoy bien, eso dicen.

xocas,
si no renunciamos a lo que consideramos irrenunciable, lo perderemos todo... al menos algunos, los más.

carlos,
me alegro. ;)

santa,
a lo mejor tener la rodilla para competir significa dejar de competir, o seguir teniendo empleo significa trabajar más por menos, o mantener ciertos derechos con aumento de deberes...

ironmanu,
me alegro de que hagas el esfuerzo de interesarte por mi salud desde tu teléfono, pero haz un comentario en cada entrada, vago!! ;)

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Zas: En toda la boca!!! - (Sheldon BBT dixit)

Jose Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.