domingo, 10 de enero de 2010

la nieve cae a su ritmo

La nieve cae a su ritmo, arrebujado bajo la manta en el sofá la miro caer mientras sigo pensando si volvería a hacer lo que hice, pues aunque quizás fuera peligroso no me arrepiento en absoluto.

Salida de guardia, apenas he dormido dos horas pero estoy lleno de ganas de hacer las tres horitas y pico que tocan. Llego pronto a casa, pero pajareo un rato esperando que la temperatura suba un par de grados, en vano. Así que me visto y a la carretera.

no hay más viento que el que yo produzco, y la temperatura se lleva bien.

Pocos coches, ninguna moto y un ciclista que vuelve. El cielo va nublándose, pero no parece amenazar el temporal que anuncian, así que tras preguntarle a mis piernas qué tal se encuentran, decidimos hacer vuelta larga apretando en las cuestas, y si no hay, salirles al encuentro.

no es una vaca lechera, es un toro nevado.

Empieza a caer la nieve, tímida, disparo un par de fotos. Está bonito el paisaje, pero tardará en cuajar. Lo justo para que me de tiempo a llegar a casa, ducharme y comer.


Como siempre, en el punto en el que pondría la marca de mayor lejanía al hogar, empieza a nevar con ganas. Copos que parecen cereales de desayuno gigantes. Caen rápidos y abundantes, todo está precioso. Vuelvo a parar a sacar un par de fotos. Se me quedan las puntas de los dedos congeladas, no disminuye la velocidad y me doy cuenta de que la nieve ha borrado mis huellas.



Es momento de enfilar hacia casa, sin parar para nada y menos a sacar fotos. Voy bien de tiempo en cuanto a horas de luz restantes, pero ya todo lo que me rodea es un manto blanco virgen. en el que la vista apenas alcanza unos cientos de metros. Siento que todo me pertenece, mis roderas son como el rastro de un cometa que desaparecerá en unos minutos. No se oye más que mi respiración y el golpeteo de los copos contra el chubasquero y el casco. Me quito las gafas porque no veo nada. Me siento feliz, rico, todo es mío. Menos mal que creo conocer esta carretera y no meto las ruedas en ninguno de los baches que la jalonan, la bici se desliza en el llano, he de subir sentado porque patina y evitar lanzarme bajando, pero las piernas responden y yo les pido que hoy no sea el día en que las golpee el del mazo.


Llevaré unos 20km en soledad y me quedan otros tantos cuando un todoterreno me adelanta apenas a una velocidad 10km superior a la mía. El acompañante y yo nos miramos a cámara lenta. Es una pena, ya no serán mis ruedas las que marquen el camino, pero me siento más acompañado sieguiendo este rastro.

Espero no pinchar en un bache y no apajararme, llevo un ritmo alto, en parte porque me encuentro muy bien, en parte porque la nieve cae a su ritmo, cada vez mayor y me da miedo que oscurezca y quedarme por aquí.

llega a los cinco negativos, pero ya no estoy para andar sacando fotos

Estoy seco, sólo me duelen las puntas de los dedos, no tengo calor pero estoy muy a gusto. Prefiero la nieve a la lluvia, es limpia, sonora, nivela el perfil, casi no me doy cuenta de que voy subiendo.

Por fin llego a la civilización, aunque más vale que la civilización no hubiera llegado aquí. Cada vez hay más huellas de coche y más nieve derretida y más sucia. Los coches aumentan en número y ya me superan sin esfuerzo, llenando de porquería el arcén y a mi con él. Las ruedas ya no sueltan polvo de nieve como chispas, sino una masa negra informe y húmeda. La gente me mira desde detrás de cristales, yo me he quitado los míos para ver mejor.

I love this game...

Una vez llegado a casa tengo que velar el deshielo de mi montura en el garage, so pena de ponerlo todo perdido si la meto tal cual en el trastero. Por suerte sólo se han mojado al final los cubrezapatillas y los pantalones, aunque me toca picar el hielo que cubre casi por completo la bici. Los avances en equipamiento quizás nos estén volviendo más salvajes en comportamiento, cuando yo empezaba en esto, un día como hoy hubieran tenido que ir a rescatarme con un soplete.

18 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

No tientes a Cendón que si le tocas las palmas puede amenazar con alguna de sus históricas machadas.
Lo has pasado bien que de eso se trata, pero cuidado ahí fuera.

Roberto dijo...

Salida preciosa, de esas que siempre se recuerdan. Como yo diria : " Yo conmigo mismo y mis circunstancias ".

Xocas dijo...

¡ F A N T Á S T I C O ! Un recuerdo imborrable, para todo lo demás...No creo que estos días te hagan más fuerte, pero sí te renuevan, llenándote de energía interior.
(Por cierto, veo que no sigues las recomendaciones de la DGT, ni el sueño ni la nevada te paran ;-D)

Quique dijo...

Eres un valiente!!!, muy bonitas las fotos.

Un saludo
Quique

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Yo me hubiese quedado en casa, sin duda...
Mi coco ya no es el de antes

Emilio dijo...

Y luego tu hablas de cendonistas???yo quiero ser davidieguista¡¡¡¡¡

brrrrrqué frrrío! dijo...

No si ahora tendrán que hacer una sección en el telediario : "cuidadín dvd y demás Co.-ya veo que no eres el único "pirao"! -que el clima no está para tonterías- que conste que lo de tonterías lo digo cariñosamente...
¿ y en serio que no te ha entrado el canguelo en ningún momento??? ;)

Lu dijo...

Eres mi heroe!! uff que frio!

davidiego dijo...

pablo,
el Capitán es como las hadas, si le das palmas se crece.

roberto,
cierto, no la olvidaré, pero quizás sea más seguro a pie o btt.

xocas,
David Goza el Triatlón me dijo que entrenase, y así lo hice.

quique,
si no necesitara quitarme un guante para hacerlas, las fotos hubieran salido mucho mejor.

barón,
tienes que creer en el Aitor que hay dentro de ti.

emilio,
Cendón está varios escalones por encima, no le conoces...

sislen,
miedo:
+ si me daba el bajón y se me hacía tarde,
+ si me patinaba la bici y me la daba,
+ si venía un coche por detrás y me llevaba por delante,
+ si no dejaba de nevar al ritmo que empezó y me quedaba en mitad de la nada con unas zapatillas con las que no se puede caminar.

Aparte de esos cuatro puntos, lo disfruté hasta que llegó la nieve sucia.

Lu,
de verdad, dónde más frío pase fue en la punta de los dedos de las manos a pesar del doble guante. Ya voy aprendiendo qué ponerme.

akela-mae dijo...

¡¡IMPRESIONANTE!! e ¡¡IMPRESIONADA!!!

tu has disfrutado y nosotros con tu relato y tus fotos, que valentía tiens DD, ahora que te quiten lo balao... pero ten cuidadín no lo repitas muy a menudo, vas a ener más ocasiones -con la que está cayendo jejeje- peor bueno ya lo has vivido y ha salido genial ahora lo disfrutas y ya.

No se de donde sacas las fuerzas, guardia, poco dormir, frío, nieve ...y venga a entrenar

¡¡¡OLÉ, OLÉ, OLÉ!!!

Besicos

Furacán dijo...

A-N-I-M-A-L-C-I-Ñ-O!!!!!!!

German Carbajal - Tritim Rosario dijo...

Primero que nada...gran entrada! un placer leer tus palabras amigo.
Segundo, las fotos de esta entrada y las de la anterior con la kuota me sorprenden mucho. No tenía ni idea de que se podía pedalear con tanta nieve. Es que en mi ciudad nunca ha nevado, el clima es mas bien subtropical.
Tercero, brindo por tu fuerza mental compañero! a seguir !
un abrazo

ser13gio dijo...

Sigo pensando que salir con esas ruedecitas de coña por asfalto y con tanto gañanaco al volante roza la insensatez... pero bueno, estamos de acuerdo en que de vez en cuando hay que salirse de la zona de confort un poquito...

¿Qué haces con las manos? Yo me he agenciado unos guantes majos (Gist con aspecto de neopreno), pero siempre han sido mi gran problema en bici invernal, así tengo los dedos, que no me valen ni pa tomar por culo.

Por gente como tú a los demás nos llaman locos.
s

P.D.: me tocó viajecillo anoche en coche, y joder, dan ganas de quedarse en la primera rotonda haciendo cruzadas hasta subirte a algún bordillo... eso sí mola.

davidiego dijo...

akela,
inconsciencia quizás de escoger recorrido de sierra, aunque nevó en toda la provincia y la ruta que escogí me aseguraba menos tráfico.
valentía? por no llamar para que me vinieran a buscar? lo que empiezo lo acabo.

furi,
como animalciño que soy quiero una entra en the other side ;)

german,
por poder se puede pedalear, pero no es lo recomendable...
ay si pillara yo ese clima subtropical.

s,
guante con windstopper e interior fino térmico (uso EtxeOndo y Odlo).
loco yo?

Chasis In The Middle dijo...

Que pel#tas que tienes para entrenar en estas condiciones!!!! Oleee!!

tonicendon dijo...

Primero: Enhorabuena, estas en el camino.
Segundo: cuando estas tumbado en el sofá, ya caliente y comiendo a placer, la sensación de satisfacción esta a años luz de si estuvieras en las mismas circunstancias sin haber salido de casa antes (aunque la verdad es que esa ultima sensación no la conozco, pero la imagino).
Tercero: Puedes hacer alguna concesión si es por seguridad, me refiero a que en estas circunstancias, mejor salir con la MTB que tiene tacos y se puede utilizar off road , con un frontal para no limitarte a las 3 horas y no preocuparte si se te hace de noche y con un GPS , para tener la certeza de que si te pierdes regresas por donde has ido, aunque en esas circunstancias el riesgo no existe o es mínimo , pero de eso se trata , te recuerdo un dicho que intento llevarlo a la practica siempre: “Cuanto mas loca la aventura , mas cuerdo el aventurero”.
Cuarto: La clave de la supervivencia es la adaptación al medio, es decir cuando lo hagas muchas veces será algo tan normal tan sencillo y carente de ningún merito como si sales con solecillo a dar un paseo.
Quinto: Los normales somos nosotros , los raros son ellos.

davidiego dijo...

chasis,
no lo repitas sin la supervisión de un adulto...

toni,
primero: gracias.
segundo: cierto.
tercero: llevaba luz trasera, pero creo que off road hubiera sido más peligroso en el supuesto de que me hubieran tenido que salir a buscar. El problema es que en Castilla entre pueblo y pueblo 20km.
cuarto: no lo busqué, me pilló y creo que supe aprovecharlo, y disfruté. Por el trabajo hecho y por saber adaptarme. Si hubiera salido a buscarlo hubiera salido de otro manera, con btt y por los alrededores.
quinto: ;D

Jaime dijo...

Mola... Y yo quejándome del frío que pasé este domingo, porque había cuatro pegotes de nieve en el arcén subiendo a Collsacreu.

Aunque por ponerlo todo un poco en perspectiva, ninguno igualaremos a la pajarraca esta y sus aventuras con Pugsley (su bici con ruedas de nieve) por Alaska:

http://arcticglass.blogspot.com/