martes, 16 de agosto de 2011

Iglesia y Estado

"La Iglesia no debe erigirse en Estado, ni querer influir en él como un órgano de poder. Cuando lo hace se convierte en Estado y forma un Estado absoluto, que es, precisamente, lo que hay que eliminar. Confundiéndose con el Estado, destruye la naturaleza del Estado y la suya propia".
Ratzinger

Amén.

4 comentarios:

Guille dijo...

Que Dios le oiga...

ser13gio dijo...

¿Pensaba eso o lo piensa ahora? Me da que lo primero.
s

Jetlag-Man dijo...

El Vaticano es la excepción, claro.

davidiego dijo...

guille,
ojalá, y si no que nos pille confesados.

s,
personalmente me parece más serio que el anterior tan mediático, pero me da que nada hará por limpiar la Iglesia, y menos renovarla.

jet-lag,
eso es un estado??