domingo, 1 de mayo de 2011

quinientas millas

En USA las cosas son distintas. Todos hablan inglés, pero no es nada raro que te hablen en español. Otra cosa son las medidas: galones para llenar el depósito, pies para la altura, millas para las distancias y Farenheit para los grados. Hemos visto que 32 grados Farenheit son 0 grados Celsius. Salimos de Las Vegas con 75 grados F, a lo largo del camino a Moab nos enfrentamos al fuerte viento en Nevada y cruzamos las montañas del sur de Utah, donde el termómetro marca 24 grados, Farenheit, no Celsius.


Pocas curvas de Las Vegas a Utah. Coches grandes que respetan los límites, y el que no se lleva una moto de la policia estatal detrás. Enormes camiones, hasta con tres remolques, y motos, muchas motos, parece que regalan las Harleys. Aunque de todo se ve, gente de color por Utah muy poca, casi se ven más iglesias de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.


Tras las primeras quinientas millas en coche de este viaje estamos en Moab. Ciudad de chiflados. De las dos y de las cuatro ruedas. La mitad de los coches llevan cargadas un par de bicicletas de doble suspensión, o un par de motos de cross, o dos quads.. Y la calle principal del pueblo se ha llenado estas dos noches de fanáticos de los coches tuneados, mucho ruido para deleitar a los montones de personas, familias enteras, que sentadas en las aceras con la barbacoa jalean y fotografían a sus favoritos. Mucho acelerón, mucho motor trucado, demasiada gasolina quemada, eso justifica que luego vayan a conquistarla a Irak.


Hoy tocaba andar. Antes de desayunar he salido a correr. La pena ha sido no sacar la cámara de fotos y que cuando empezaba lo bonito tocaba volver a casa. Diecisiete kilómetros a buen ritmo, para hacer apenas mil metros por uno de los senderos más famosos del mountain bike. Pero ha sido precioso ver amanecer en estas rocas.


La foto anterior podía estar sacada en el Slickrock Trail, pero corresponde al Arches National Park, donde hemos pasado el día completando rutas para retratar a los arcos más famosos de los 2.500 con los que cuenta el parque.


Parte de éste se desplomó hace apenas 20 años, por eso ahora no puedes ponerte debajo pero hay muchos otros que sí lo permiten. Sorprende la gente que te encuentras allí. Hay algunos pasos en las rutas que no están exentas de dificultad, y si nosotros hacemos los caminos en la mitad del tiempo que recomiendan las guías hay gente que tarda más del doble. Desde niños que apenas caminan, a la espalda de sus padres, hasta ancianos con bastón. También hay muchos que no se bajan del coche y sólo ven los que están cerca de los aparcamientos.


Pero aún después de haber visto tantos arcos, si me tengo que decidir por uno, quizás sea el que está al final del sendero más largo y difícil. El que me ha hecho superar el bloqueo que me produce el vacío. Cuando lo superas y llegas a él, flotas...


Este es el Delicate Arch. La caída desde donde estamos acaba en una profunda olla que se insinúa a la derecha. Al principio el día era cálido, pero acabamos viendo nevar y dimos gracias de que la borrasca que bordeaba el parque pasara de largo.


Este es el Double O Arch. Hemos visto a los más inconscientes pasar  por encima del arco de arriba. Tuvimos suerte, había más coches en los aparcamientos que gente en los puntos de interés.


Ya hemos recuperado fuerzas después de una generosa cena. Es difícil ser paleo aquí, sobre todo en la carretera. Las gasolineras son supermercados de todo tipo de dulces para ir picando en el coche. La fruta la venden por piezas, casi al precio de un kilo en España, menos mal que ya hemos pasado por un supermercado, donde me ha sorprendido no la cantidad de productos distintos que tienen sino la variedad que hay dentro de un mismo productos, refrescos de todos los colores, un pasillo entero lleno de distintos panes, todo tipo de comida orgánica, cereales de todas clases...


Próxima parada, el Gran Cañón. Tercer estado de este triviajeros usa tour: Arizona. Sumando millas que no darán regalos, sino recuerdos e imágnes que guardaremos para siempre en nuestra memoria.


14 comentarios:

manuelbinoy dijo...

Fantástico, ya sólo con leerte tienes la sensación de estar allí; queremos más; un saludo.

ser13gio dijo...

¡Envidiaaaaaaaaa! Y nada sana.
Pasadlo bien.
s

Xocas dijo...

Vaya, este viaje tiene una pinta fantástica, sigue contando, sigue, sigue...¡pasadlo bien!

sislen dijo...

A seguir sumando millas y buenas sensaciones bajo los arcos. :)

Emilio dijo...

Precioso tio, disfrutalo

GR10 Trail dijo...

I N V U

Ale americanito!! a ver si lo pillas!!

Furacán dijo...

Como mola!

Santa dijo...

"Envida cochina" modo ON

A disfrutar y darlo todo!!!

Balti dijo...

mmmm Moab, mmmmm que semana me pase alla ruteando con una Intense 5.5 alquilada.....
Bonito viaje, disfruta del desierto amigo!!!!!!!

Tri-a-tlón dijo...

¡¡¡qué recuerdos me han venido a la mente con estas fotos y este relato!!!! es impresionante Arches y Moab una pasada para estar allí una semanita y con BTT hacer diabluras jejejeje

Ya verás el Gran Canón ¡¡vas a flipar!!! yo te go pendiente hacerlo por el río, y verlo desde abajo ¡¡¡volveré!!!

Seguir disfrutando, coreteando, haciendo fotos y nosotros ..... a disfrutar de vuestro disfrute.

Besicos pareja

MAE dijo...

La de Tri-a-lón soy yo MAE jejeje estaba con el correo ecosportiano.

Más besicos ¡¡¡PASARLO GENIAL!!!!

Guille dijo...

Que envidia,da gusto verte asi!
pasadlo muy bien!

davidiego dijo...

manuel,
da pereza escribir al llegar al hotel, con una conexión tan leeenta y tantas cosas que hacer.

s,
que sí, que es sana.

xocas,
no lo dudes!

sislen,
a ver que premio pillamos con tanta milla!

emilio,
lo hacemos.

espe,
si pinchas o no encuentras alojamiento, por aquí te quedas...
creo que lo pillé, pero a ellos ni la mitad de lo que dicen..

furacán,
the other side se esconde, pero dejan huellas..

santa,
pues no le daremos al off.

balti,
ya vi tu entrada, pero con tanto que ver, pasar tanto tiempo en el mismo sitio.. (y fue mi sueño cuando era betetero, y hubiera alquilado una de no estar acompañado, aunque si no es por la compañía, nunca se me hubiera ocurrido venir aquí).

MAE tri-a-tlón,
mola el Cañón, y más en esta época.

guille,
se vive bien así, sí. Mientras tire la visa...

Mildolores dijo...

¡Que pasada!
¡Que lugar tan agujereado! ¿Gruyere?