viernes, 4 de marzo de 2011

contagio

Supongo que la vía de contagio es por contacto. Y en un principio lo intenté de mil maneras sin éxito, para al final comprender que lo importante para uno no tiene que significar lo mismo para el otro, que las cosas no se imponen, que no se hace proselitismo por la fuerza o el regalo. Que la manera preciosa y verdadera de que algo surja es que el otro quiera.

Y lo mío tiene dos caras. Por un lado se me ve feliz la mayoría de las veces, por otro se me encuentra demasiado ocupado, demasiado sacrificado, todos los días, buscando el hueco, corriendo de un lado a otro para correr otro poco, madrugando, contracturas, fríos, caladas... no parece demasiado atractivo.

Y sin embargo ahí está A.

- me voy con la bici dos horas y media, a la vuelta ducha y salimos, ¿vale?
- sí, después, primero vamos a correr.
- ¿?
- quiero correr un poco, para entrenar...
- ¿con que zapatillas?

(Hago inciso en que tiene un poquito de todo, mucho más material que cuando yo corría 30' todos los días con sudadera, camiseta y pantalones cortos todo de algodón)

- con las de monte.
- uff, pues hasta que pillemos pista tienes que corre al menos un kilómetro, ¿qué tal?

(hago otro inciso, siempre que coma A. es inagotable al caminar deprisa turisteando, pero tener los dos pies en el aire es otra historia)

Y así cayeron cuatro kilómetros.

Bip, bip. Mensaje multimedia recibido. Una foto, en mallas, corriendo con el pulgar en alto.

Esto es un nivel superior. Ha salido a entrenar sola.

Y aquí estamos. De vacaciones por Las Palmas. Hay que aprovechar el viaje. Mañana me pondré un dorsal, el de la Starter (no había permisos para más)  mi start en el mundo del trail. 

A. me acompaña a la cena de atletas, o ella es acompañada por mi a su primera pasta party.

Espero que disfrute.

9 comentarios:

Xocas dijo...

¡Genial! A. ya está perdidiña ;-)

Jesús dijo...

Desde luego, las cosas tienen que salir del convencimiento y del deseo personal. NI siquiera vale
saber que el otro tiene razón (si la tiene). HAy que quererlo.

¿La primera pasata party? Pero seguro que no el primer briefing.

En mi caso, si María no hubiera estado en el briefing de Regensburg, ni yo, ni la mitad de los españoles que fuimos, habríamos tenido traducción simultanea.

Como te descuides te veo retirando los dorsales a pares.

Emilio dijo...

Pues ya estais perdidos¡¡ multiplica x dos las inscripciones ya¡¡ Disfrutalo.

Juankir dijo...

tengo la mía también en proceso jeje. Con una otitis de caballo y deseando volver a trotar. Yiujuuu

Bel_ga_rion dijo...

Suerte en la Trans. Disfrutala.

Furacán dijo...

Que bueno! Disfrutadlo mucho!

Clemente dijo...

MaquinA.A.A.A.A.A.!!!

Rachel dijo...

Q bien ,nosotros cuando salimos Los tres disfrutamos un monton ,es un momento de no-stress de desconecte...mola.Besos a Los dos!!!

Popi dijo...

me gusta muchooooo :))