jueves, 22 de noviembre de 2012

café


Un buen café no depende sólo del grano, de la mezcla, del molido, de la dureza del agua o de la máquina, tanto o más importante es la taza, el lugar, la compañía, lo que nos ha llevado ahí y lo que está por venir. Las palabras y los silencios son tan importantes como el aroma.

Estáis invitados.

7 comentarios:

spocklopez dijo...

Gracias, tiene buena pinta jejeje...

robertin dijo...


En ese sitio puede que lo de menos sea el café !

Como presumes de terraza ! Hay que poner alguna planta más. Esa que asoma va a pasar mal invierno.

Nacho Cembellín dijo...

Para tu información. Por fin tenemos una cafetera de calidad, muele cafe, hace espuma con la leche y sobretodo, el café sale riquisisisimo... te dejo traer las tazas.

Balti dijo...

Un cafe Dr. Diego?

davidiego dijo...

Spocklopez,
Y mejor sabor..

Robertin,
Quieres que te enseñe el invernadero?
No presumo, comparto preciosas vistas.

Nacho,
Me pides tazas? Cuántos juegos han celebrado vuestro enlace?

Balti,
Como usted quiera!

Diego Santamaria dijo...

Buena terraza esa... Habrá que concretar esa reunión triatleta fotografica.. =)

davidiego dijo...

Diego,
Lo digo claro
CUANDO Vd. QUIERA!