jueves, 14 de abril de 2011

siguiendo las marcas amarillas

Por la situación de mi casa, en el cerro donde primero habitaron los habitantes de mi ciudad, llamada por algunos Roma la Chica por estar construída sobre siete colinas, y la profusión de monumentos.. (más de la mitad volaron por obra de la infantería francesa durante su ocupación) suelo salir a entrenar hacia el Sur. Por carretera por la vía de la Plata, ruta con toboganes ligeros entre encinas y ganado suelto y una cuesta de cuatro kilómetros para hacer un poco de fuerza, y a pie por la ruta alternativa para los peregrinos que escogen las botas en vez de la bici.

Con el buen tiempo aumentan los saludos a los peregrinos. Alguno me ha preguntado el camino, hasta ahora no había visto problema. Si todos los caminos llevan a Roma, casi todos los senderos llevarán a mi ciudad. Me parece que la meta no tiene pérdida, más cuando mi ciudad se perfila en el horizonte desde muy lejos.

Con frecuencia adelanto a peregrinos con la bici que al día siguiente me cruzo en la salida larga a pie e incluso al ir a trabajar a Zamora los veo desde el coche. Y reconozco que cada vez más me pasa que cuando veo caminos me apetece tanto correrlos como todavía sueño con subir en la bici las carreteras que veo desde el coche.


Así que hoy decidí hacer la Salamanca-Zamora vía de la Plata, Etapa I. Debe estar la pintura amarilla muy cara en esta provincia, porque apenas había esas flechas amarillas que señalan el camino. Incluso alguna la habían borrado. Más de una vez tuve que darme la vuelta o preguntar a algún lugareño que daba el paseo matinal. Bastante mala experiencia. Y eso que sabía dónde tenía que acabar. No imaginaba tanto rodeo. No veo tan difícil señalar el camino. La próxima vez, en vez de la vejiga de agua saldré con un spray amarillo. Tres parejas de gente bastante mayor fueron los que me encontré en las dos horas diez de recorrido, como un reloj. A. me recogió en el coche a la hora fijada, aunque yo llevaba casi 4km más que los que marcaba el cuentakilómetros del coche.

29.950mts. Lo bueno de este trabajo es que he podido ducharme, invitar a A. a comer y después de trabajar nos iremos al cine.

Ha sido un buen día. El domingo os contaré cómo acaba la semana.

10 comentarios:

Emilio dijo...

Me encantaria hacerlo entero o alguna etapa al menos, tiene que ser una gran experiencia. Que cosas, yendo hacia Santiago para llegar bien a San Jorge eh??Fuerza amigo

Guille dijo...

Que cosas se te ocurren!aunque con este tiempo que hace da gusto hacer locuras:)
nosotros nos vamos para Soria mañana
un saludo,guille!

davidiego dijo...

emilio,
pues hoy he iniciado el proyecto de hacer todo el camino que pase por mi provincia. Hoy me he quedado a medio camino de Zamora, otro día empezaré a correr ahí. Tenía que haber cogido una compostelana para que me la sellaran.

guille,
la verdad es que tiene que ser una experiencia.
el domingo fíjate en el total de entrenos de esta semana...

CiegoSabino dijo...

Hice el camino francés hace un montón de años y desde entonces le tengo cariño a todo lo relacionado con este asunto de las peregrinaciones a Santiago. En cuanto al tema de las señalizaciones me sorprende un poco que estén tan "abandonadas", pero normalmente caminando vas más atento a todas las posibles marcas, desarrollas un cierto "instinto", lo que sí es cierto es que en general se evita pisar el asfalto y por eso a veces hay vueltas o trayectorias un tanto "ilógicas".

Por otra parte no soy muy partidadrio de hacer los caminos de Santiago corriendo, porque entiendo que se pierde "la esencia", pero la provincia de Salamanca sur-norte por la Vía de la Plata o la Cañada de la Vizana (en su denominación "trashumante") que viene a ser lo mismo da para una buena jaramugada en un par de jornadas que haya por ahí libres, y no digo más..... jajajja

Jesús dijo...

Yo también he pensado alguna vez que tiene que ser toda una experiencia.
Como sea de verdad así lo de las señalizaciones, si un día lo hago, con mi capacidad de orientación puedo acabar camino Cartagena, poer ejemplo.

Mildolores dijo...

Con el cartelito "The End". Fijo.

davidiego dijo...

ciego,
iba a 4'30", visibilidad perfecta y me costaba encontrarlas. Mira que no me gusta preguntar, pero no me quedaba otra...

en el tramo que hice hubo varios kilómetros por asfalto, no sé si será la norma.

aunque fuera interiormente fuera reflexionando, reconozco que más que peregrinación fue jaramugada, pero algo tuvo.

jesús,
habrá mapas, y lugareños.
si tuviera tiempo no me importaría.

mildo,
y el metraje?

Anónimo dijo...

La verdad es que es una vergüenza como esta el camino de santiago por la via de la plata, yo lo hice hace años en bici y hasta Astorga que enlaza con el frances esta muy poco cuidado, excepto algunos tramos.Yo creo que el prblema es que el pigmento amarillo creen que sale del oro y por eso no lo usan...sabes xk son amarillas las marcas?

Anónimo dijo...

Fue un cura que con la pintura que sobraba de las obras se la pedia e iva marcando el camino pàra recuperarlo de ahi surgio el color amarillo para marcar el camino, asi que no te extrañe k si no lo pintas tu....un saludo de un paisano k se ha cruzado contigo alguna vez x la carretera

davidiego dijo...

anónimo,
saluda la próxima vez!