domingo, 13 de febrero de 2011

hablando de arte, II

No es que tenga la más mínima idea de las cosas que hablo o hago, aunque incluso a veces la gente me pida consejo, pero de lo que voy a tratar ahora sé menos, acaso sé lo que me gusta y lo que no, y acaso esto sea volátil, pues los gustos cambian con el tiempo y la educación.

Doctores tiene la Santa Madre Iglesia que intentan dar su visión, a primera vista el arte puede ser cualquier actividad realizada con esmero dirigida a provocar una emoción.

Se definen nueve artes; la primera de todas es la arquitectura, la segunda la danza, la tercera la escultura, la cuarta la música, la quinta la pintura, la sexta la poesía (y literatura en general), el cine es el séptimo, el octavo la fotografía y el noveno es el cómic.

Los mecenas del arte antes eran las clases dominantes. Si la Iglesia pagó la Capilla Sixtina, seguro que en nombre de alguna creencia sus compañeros de cueva alimentaron al que pintó los bisontes en Altamira. Ahora que en este lado del mundo la religión ya no manda, ¿quién paga el arte? ¿quién considera lo que se debe pagar y lo que no?

Dejando al margen corruptelas urbanísticas...

De unas más que otras, yo consumo arte. Donde digo consumir digo pago por disfrutar de un objeto artístico, bien poseyéndolo, bien visitándolo u observándolo.

Pero hay un arte que pago dos veces. Me refiero al séptimo, al español.

El año pasado las subvenciones al cine español fueron de ochenta y cinco millones.

La recaudación fue de ochenta y un millones.

Hace unos años se rodaron en España 173 películas, de ellas el 40% no se estrena o tiene menos de cien espectadores.

espectador tipo del cine español, cine valiente, el orgullo del Sol es...

Las películas españolas (el Estado destina también su partida a la producción de películas en lenguas cooficiales) duran cinco minutos más que las del resto de países: que si logo del Ministerio de Cultura, que si el ICO, que si tal Autonomía, que si fondo para la promoción de tal y de cual, luego invariablemente canal+ y alternativamente, y en esta proporción, tve, telecinco y a3... Las televisiones están obligadas a invertir el 5% de sus beneficios en hacer cine patrio, lógicamente harán películas que les reporten beneficios tanto en taquilla, deuvedés (si alguien los sigue comprando o alquilando) y en su pantalla cuando toque.

No niego que el cine sea un arte como todos los demás, pero en estos momentos es un objeto de consumo y debería regirse por sus leyes de mercado. Las películas con pretensiones que se busquen el mecenazgo de festivales, galerías, museos y amantes del arte. El 97% restante que sacuda el bolsillo de los borregos que gastan más en ir al cine (azúcar líquido carbonatado, cereales fritos crujientes, carnes de cuarta trituradas entre dos panes de molde) que en ver cine (dificultando a los que amamos el cine su disfrute).

Esto es como todo. Tenemos lo que nos merecemos. Ahora mismo no recuerdo ninguna película made in spain 100% de 2010 que haya merecido la pena (Buried no puntúa, Biutiful tampoco y no me parece redonda y También la lluvia me parece justita) y erre que erre he invertido mi capital todos los meses. Seguramente este año que viene la gente acuda en masa a ver a la princesa del pueblo y Paquirrín en la cuarta entrega de la obra cumbre del maestro Segura, y pagarán más de dos euros extra por ver la mugre patria tridimensionalmente, ¡si estallarse los granos frente al espejo es gratis!

Seguiré este año pagando por ver cine. Seguiré mirando qué apoyo y seguiré equivocándome. Quizás eso haga que encontrarme pequeñas joyas me provoque más alegría aún. Encima que cada vez es más difícil ver lo que me apetece en mi ciudad, cada vez vienen menos películas pequeñas y duran menos en cartel, a veces incluso se proyectan en salas que me obligan a coger el coche, con lo que quedan descartadas. Menos mal que aún nos queda la filmoteca, pero no son para ver cine actual.

De lo que quizás reduzca el consumo sea de cine español. De que una banda de sinvergüenzas se lleven mi dinero dos veces. Una tropa que se creen paladines de la intelectualidad y el conocimiento, abanderadados en primera fila de cualquier causa social que quieran hacer mediática (l¿a causa o ellos?) y que por mi parte pierde toda credibilidad en cuanto aparecen. Y la mitad no sabe hacer la o con un canuto. Cogen al azar cualquier libro y con él en la mano empiezan a divagar sobre los clásicos y los contemporáneos.

Anonymous

Reconozco que el gordito me caía simpático, pero ya poco he de saber si su última bazofia acapara todas las nominaciones en la orgía onanista de esta noche, tampoco sé si su dimisión es buena o mala, justificada o no. No sé nada. Ojalá pudiera ver la gala en el reader para no contribuir a subir la audiencia, pero no será así. Todos muy guapos, con la ropa y las joyas prestadas, sobre una alfombra de dos mil metros cuadrados alrededor de la cual puede que estén los enmascarados de Anonymous.

BNF me gusta y hará un espectáculo entretenido. Lo que dudo es si los nuevos ricos, o nuevos intelectuales, lo peor de los dos mundos, no intentarán manifestar su ideario como ya hicieron hace años con su no a la guerra, no es que estuviera en contra de ellos, pero los payasos, al circo, de donde no debieron salir.

así se siente el espectador después de ver cine español

Así que propongo que las subvenciones al cine español sean recibidas por el espectador que acude a ver cine patrio, en vez de por los hacedores de películas. Todos saldríamos ganando.

16 comentarios:

ser13gio dijo...

Muy buen post, no puedo estar más de acuerdo (excepto que no voy al cine desde hace muuuucho).

Añadiría que a mucho cine llamarlo arte es una ofensa para este; quieren vendernos arte cuando es negocio, y aunque pueden ir de la mano, hay demasiada basura como para que se le etiquete como arte a todo lo que se filma con una cámara.

Sigue así, muy bueno.
s

Xocas dijo...

¿Pero todavía sigue siendo el séptimo arte? Esto se parece a los títulos nobiliarios, que se heredan sin mérito alguno. En cualquier caso, por el cine español solo pago una vez, y es demasiado.

Laura dijo...

Me ha gustado mucho tu análisis. Y me da una pena profunda pensar que si alguien como tú, que en principio quiere apostar por el cine español, acaba dándose por vencido... muy mal estamos.

Laura dijo...

Por cierto -y con exclusivo ánimo constructivo- "arte" es femenino, aunque en singular se diga "el arte" por eso "Se definen nueve artes; la primera es la arquitectura, la segunda la danza ..."

jaimev dijo...

Mucha razón tienes . De 2010 , me quedo sólo con Room in Rome , y quizás sea la más flojita de Medem.

Angel dijo...

La verdad es que se estan acabando las ideas y poquita gente tiene ideas nuevas que aporten algo al cine actual. Yo cada vez voy menos al cine, porque la mayoria de las veces sales decepcionado.

Emilio dijo...

"Yo lo que quiero es ir al cine y ver algo que no me haga pensar, que bastante mal esta ya la cosa", eso me lo dijeron hace poco y por eso pienso que se esta derivando en cosas como las que dices.....no se

davidiego dijo...

muy sorprendido por vuestros comentarios, muchas gracias! habitualmente los comentarios de mis entradas sobre cine no abundan.

s,
me sonrojas.

xocas,
tienes razón.

laura,
tú también tienes razón con tu crítica constructiva, pero dejo la forma masculina en alguna al dejar arte en elipsis.

al final seguiré viendo cine español, casi me gustan más los nuevos realizadores que los asentados, pero me planteo más la situación..

y la próxima de Garci, seleccionada para los Oscars.

jaime,
me pensé tanto verla, casi más por Elena Anaya que por Medem, que por el camino se colaron otras.

encima la pena del cine español es que sabes que al final lo vas acabar viendo en la tele.

angel,
en USA deben ser más listos, o menos vagos, capaces de hacer películas con unas decenas de miles de euros, Robert Rodríguez participó en ensayos clínicos para financiar el Mariachi.. Clerks, la Bruja de Blair... costaron cuatro duros.

emilio,
películas de esas, me encantan, pero no pago por verlas: adolescentes y universitarios americanos, tambien Alien vs Predator y similares... Primos no está mal..

tonicendon dijo...

De acuerdo contigo, aunque yo no veo cine español casi nunca y menos pagando, me gusta ir al cine y lo hago y pago por lo que mi intuición en un principio me dice que me puede gustar, pero da la casualidad que mi intuición sigue sin animarse a ver cine español.

Nacho Cembellín dijo...

Pues me uno a los comentarios y a tu post. Esta nueva ley Sinde marcó la pregunta de porqué pagar dos veces por algo como el cine español y surgieron propuestas como la que tu dices, es decir, pagar menos por el cine q aquí se hace puesto q ya ha sido subvencionado por todos anteriormente. Pero, como dice Raquel, esta panda de perros flauta, tienen el negocio demasiado bien montado y hasta q no se la den de verdad, no se bajaran de la burra.... y van de camino y sino al tiempo.

Nacho Cembellín dijo...

Por cierto, siempre me ha parecido injusto anteponer el cine a la fotografía en las posiciones artísticas.... sin fotografía no habría habido cine nunca.... y sin embargo la fotografía sigue siendo un arte menor. En fin.

Furacán dijo...

Totalmente de acuerdo. Muy buena entrada.

Socrates dijo...

No podías haberlo dicho más claro.

Muy bien que se apoye al cine español, pero a algún director español se le ha ocurrido cambiar de tema a las películas, "todas" son iguales. Sobre los mismos temas. Si quieren que la gente vaya al cine, tal vez deberían hacer películas para la gente.
...

davidiego dijo...

toni,
yo también voy a ver lo que me llama, y el cine español me llama menos, pero no hay que dejar de ver cine por su nacionalidad.

nacho,
la fotografía la podemos incluir en la quinta arte... a mi no me parece menor, sigo prefiriendo una buena exposición de fotografía que de pintura.

furacán,
igual que para ti competir, para mi es cinear.

socrates,
el problema es cuando la gente quiere ver La daga de Rasputín o cualquiera que recoja a todos los guapitos de las series de tv... entonces nos quedamos sin arte..

Alicia Tantata Chan dijo...

Ahora con Atalanta me asomo un poco más por las salas del séptimo arte, pero qué quieres que te diga... Me entretienen, pero no me encandilan...
Siento que mi dinero es mejor invertido en el teatro, lo disfruto muchísimo más.

davidiego dijo...

alicia,
el teatro me gusta, estamos mal acostumbrados, es más barato (por subvenciones) y nos parece caro, pero me encuentro más fácilmente películas que me emocionen que obras de teatro.