domingo, 19 de agosto de 2012

quiero ser Norseman. y II


La chica veloz está delante. Si he llegado a verla es que voy más rápido que ella. Sin prisa, pero sobre todo sin pausa. Flato, piernas flojas pero me mantengo en carrera. ¿Por qué me habré tomado la transición tan tranquilo? Ahora es tarde y se me han escapado seis que quizás no atrape. Dos kilómetros y cae. 164.

Un poco más delante se aproxima rápidamente un hombre vestido de azul. Miro atrás, la chica veloz se aleja cada vez más. 163.

Saco un poco de ventaja, paso detrás del quitamiedos y aligero. Chica veloz ha pasado a hombre de azul, pero no está en distancia peligrosa.


Aparece mi equipo en el km 9. Ya soy el 161. Bebo y como muy brevemente. Dos besos. Me quedan 2. Creo que pasan 160, ¿no? ¿Y si eran 150?

Si están en el horizonte poco a poco serán míos. Mejora el clima. Cuando tras una curva a izquierda aparece el Gaustatoppen a lo lejos, me emociono. Ya soy el 158. Voy a subir, pero no me relajo. Tengo que pasar más gente, tengo que tener más margen, ¿y sólo si pasaban los 150 primeros?

En modo económico, al tran-tran del hasta el infinito y más allá llego al km 25. Control de chip y primer avituallamiento de la organización, me lo salto, me como tres, aprieto corriendo en la cuesta y cuento con 300mts de ventaja.



Los primeros corren, podría correr. Pero con el estado actual de las cosas, me vale con mantener esta ventaja para que me dejen subir a la cima y conseguir la camiseta negra. Camino rápido, los de atrás corren y caminan, corren y caminan, son más que antes, pero no me cogen. Tampoco pillo a los de delante. Tengo que mantener la posición hasta el km 32. Y lo consigo en la que creo que debe ser el puesto 142.

Estoy supercontento, ¡lo he conseguido! he tirado de todo y ¡he pasado el corte!

Los últimos rivales en el horizonte ahora son amigos. Estonios. Dos amigos, sus parejas y el padre de uno de ellos. Uno corrió ayer y por poco tuvo que conformarse con la camiseta blanca. Les pido permiso para compartir asistencia en el ascenso, ya que no me dejan subir solo y mis chicas no han podido entrenar la ascensión.


Me cambio de zapatillas, cojo la mochila, nos reímos con los controladores de material y pasamos la puerta que nos da permiso para acabar en la antena de radio.

Ya da igual el puesto y el tiempo. Hemos pasado el corte. La subida no es difícil. Hay perros, niños, bebés en las mochilas de sus padres y mucha gente baja corriendo con envidiada técnica.


No es un ascenso muy difícil. Es un ascenso después de un día largo. Y voy zombi.

Y aún así, sin querer, sin que hiciera falta, el acompañante estonio que corrió ayer sigue conmigo, a veces me empuja y a veces me da su mano para tirar de mi. Ha dejado a sus amigos atrás y se ha venido conmigo. Me pide la cámara para hacerme fotos sin que me de cuenta. Me pide que me vista cuando empezamos a estar a más descubierto y comienza a soplar el viento.


Me pregunta cuándo voy a sacar la bandera. Le digo que no llevo. Me mira extrañado. Le cuento que no me siento orgulloso de la situación actual de mi país. Me mira como si hubiera visto al yeti en una montaña noruega. Hablamos un poco. Le explico que somos un país de tramposos.

4.750 mts de camino. 1.800mts de altitud. Se hace largo. Pero sigo avanzando. A falta de 200mts la épica aumenta porque empieza a llover. Un completo, por favor.


Cruzo la línea. Estoy bien. Foto sonriendo y pasa rápidamente al refugio. Apenas hay sitio en meta para unas doce personas.

El refugio es grande. Dentro hace calor. Está lleno de triatletas comentando la jugada. Pido un chocolate caliente y un gofre con mermelada de fresa.

Llega el equipo estonio, nos abrazamos, me acabo el chocolate y me despido.


Tengo que volver, tengo que volver, tengo que volver.

Quiero que mis equipo llegue aquí arriba. Quiero que nos abracemos en lo alto. Pero antes quiero hacer una carrera donde reviente tras darlo todo, donde suba fuerte y llanee rápido. Quiero volver a saltar de ese ferry y nadar en el mágico fiordo al amanecer y quiero volver a disfrutar del precioso circuito de bici. Quiero volver con calma, con más días y disfrutar de este país como se debe. Quiero volver a organizar esta aventura como acostumbro y no como lo he hecho, quiero planificar bien la asistencia. Quiero hacerlo mejor.

Quiero salir en la foto con todos los participantes (esta vez llegamos tarde), quiero otra camiseta negra, quiero la camiseta verde (5 negras), si algún día sueño con la rosa (2 verdes) seguro que se han inventado la amarilla.


Tras mi primer IM, mi primer LZ, éstos han sido mis mejores 226km, sobre todo por esos 25km de carrera donde apreté los dientes y me sentí capaz.

23 comentarios:

robertin dijo...

Genial !!!
Envidia sana, lo primero por conseguir llegar, por el camino y por poder juntar todos los elemenos (familia, economía, etc...) para hacerlo.... Enhorabuena !! y que vuelvas para poder al menos vivirlo así!

A. dijo...

Yo también quiero!!

Efedexdx dijo...

Maravilloso!!!!!!
Enhorabuena campeón!!!!!!!

untrailrunnerdelmonton dijo...

Épico. Felicidades.

Pd. No puedo dejar de comentar que dentro de unos meses, en una ultra, saldremos también del mar desde una bodega de un ferry. Tienen la boca llena diciendo que es la única carrera del mundo que tiene esa salida, ejem, ejem. Les diré que no, que busquen NORSEMAN en el señor Google.

Furacán dijo...

Plas plas plas... que bonito te ha quedado. Enhorabuena!

Xocas dijo...

Eres un fenómeno, me has dejadosin palabras. ¡Enhorabuena!
(un país de tramposos, sí...)

Anónimo dijo...

Con todos mis respetos. España no es tramposa, los currelas no somos trampos@s, los que son trampos@s son los políticos, banqueros, etc. Me siento orgulloso de mi bandera, la bandera de TODOS. También te digo, que prefiero la tricolor. Un saludo de Domingo Romero Pecellin. Trabajador y pseudotriatleta.

spocklopez dijo...

Enhorabuena para los tres ;)
Que bonito suena lo que escribes.

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Precioso debe ser, precioso...

ser13gio dijo...

Muy bien señor, lo primero la meta, cueste lo que cueste (con cabeza, claro). Esperamos más relatos de esas frescas tierras.
s

Diego Santamaria dijo...

Como bien dice S, lo primero la meta cueste lo que cueste. Te sobrepusiste, adecuaste objetivos y los lograstes. Por eso eres finisher y estás contento con tu carrera =)

Nacho Cembellín dijo...

Enhorabuena sois fantásticos. Pero como dice anónimo, no estoy de acuerdo contigo denominando a este país como un país de tramposos. Unos cuantos, q no pocos, no somos todos ni son nación o mejor, sociedad unida por una bandera, la q sea, pero unida... o casi.

Jesús dijo...

Ante todo Enhorabuena.

He disfruatado enormemente de las dos entradas. Como debe ser!!

Quizás algún día pueda conjugar todo lo necesario, para algo tan enorme.
MIentras tanto a conservar el respeto de estos mega retos, y Gracias por el contagio de Sueños.

Felicidades y espero que puedas volver como deseas.

Alejandro dijo...

Enhorabuena David.

davidiego dijo...

Robertin,
Cada vez más difícil, pero el factor humano ayuda cada vez más, mi mayor fortuna!

A.
Y yo a ti!

Efedexdx,
Muchas gracias, pero tengo que aprender mucho de vosotros. Este año mi asignatura a mejorar será el monte.

Untrailrunnerdelmontón,
Y cuál es ese trail en el que desembarcáis como si de una playa normanda se tratara? Vosotros lo haréis secos, nosotros empezamos mojados!

Furacán,
(genuflexión, reverencia con la cabeza gacha)
Gracias señor.

Xocas,
Muchas gracias.

Domingo Romero,
Compartiendo que quizás mejor de republicanos, veo que te perdiste esta entrada, con leer el último párrafo vale.
http://davidiego.blogspot.com.es/2012/04/veintitres-de-abril.html
Gracias por pasarte por aquí, a ti y a Nacho os debo una entrada. Siendo dos personas tan excepcionales os debo explicaciones.

Spocklopez,
Gracias, si es bonito leerlo, imagínate verlo.

Barón,
Lo es.

S,
Tiré de cabeza, y de otra cosa también.

Diego,
Eso mismo! Muchas gracias.

Nacho,
Es fácil hacerlo bien si tienes detrás un buen equipo.
Lo dicho a Domingo...

Jesús,
Muchas gracias! No sabes cómo animan tus palabras.

Alejandro,
Lo dicho un poco más arriba, este año he de mejorar un poco en el monte, cosa muy fácil partiendo de la base que tengo.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Joder!!!
Menos mal que no nos lo has contado todo de golpe!!!
Me emociono sólo con leerte... A la próxima te acompaño y ésta la ponemos en la próxima camiseta que se haga.
Enhorabuena Jaramugo!!!!!

IRONECU dijo...

Felicitaciones estimado amigo, una mítica carrera para tu gran curriculum. Espero coincidir contigo algún día en alguna de estas grandes.

Un abrazo

Ironecu

Atalanta dijo...

Muy bueno. Enhorabuena. Ahora sí que ya eres Doctor ieme. Si hasta corrres con cabeza, no te quedará rival. Menuda experiencia, menudo recuerdo.

Anónimo dijo...

Hola David, soy Domingo Romero ........... Vivan los comuneros¡. Siempre que las cunetas y campos de este país estén llenos de fosas ......... Mal vamos. Un saludo y ¡Viva El Tri¡.

PEZ dijo...

ENHORABUENA JEFE,... No me queda baba, la he " "biengastado" leyendo tu cronica.
Me quito el sombrero señor Norseman.
Un abrazo gigante

davidiego dijo...

ironmanu,
muchísimas gracias. Un honor ser un Jaramugo de tomo y lomo.

Ironecu,
por aquí, o por allá, acabarémos encontrándonos.

Atalanta,
aún me queda mucho que aprender.

Domingo,
espero que vayamos a mejor.

Pez,
un abrazo, señor. Por aquellas latitudes, con esos baños al amanecer y rodajes con pies desnudos, serías un tipo muy duro!

Rubén Almendro Enrique dijo...

Enhorabuena a tí y a tus A.s je je je

Envidia sana la que me has dado leyendo tu crónica e imaginándome allí.

david diego dijo...

Gracias Rubén. No te decepcionará.