viernes, 20 de noviembre de 2009

apocalipsis

Hoy no he dado la vuelta a la encina, pero he pasado por Encinas de Abajo, dejaré para otro día Encinas de Arriba. Sigue el viento soplando y mi cabeza como unas bielas girando.


He ido a ver una película convencido por los efectos especiales más que por el argumento o los actores. La verdad es que al final los tres han estado compensados, e incluso han dado para pensar. Me la esperaba más americana, con más banderas, discursos y salvadores del ombligo del universo (si Copérnico levantase la cabeza) pero se queda en lo mínimo esperable, o es que ya he visto tanto que no lo capto, o peor aún, el mensaje u-ese-a ha penetrado subliminalmente en mi mente.


Y al llegar a casa y poner la tele sale un refugio antinuclear que un paisano construyó en tierras talaveranas, y contra el viento sólo pienso en dar otra pedalada más, pero a veces se me escapa que no me gustaría sobrevivir a un ataque nuclear. Que no le encuentro sentido a ser uno, o el único, de los humanos que salga a pasear después del desastre y encontrarlo todo calcinado, quemando mis pulmones vírgenes de tabaco con las cenizas que nublan la luz del Sol y sin nada nuevo que ver en la tele porque todos son reposiciones. Miren, que cuando suene la sirena no voy a correr, que quiero que los protones y neutrones me atraviesen como Jesucristo a Santa Teresa en sus éxtasis, y que se me vea el esqueleto justo antes de desintegrarme como sucede en las películas. Que digo yo que será instantaneo y luego paz y después gloria.

venga ya la dulce muerte, el morir venga ligero, que muero porque no muero

Y en 2012 se acaba el mundo. Los ricos lo saben y han comprado su pasaje al futuro posible, y resulta que no dejan entrar a los proletarios en el arca. Y me pregunto quién va a trabajar entonces, si la Reina Isabel no lo ha hecho en la vida y Steven Jobs ya tiene bastante con sobrevivir a su enfermedad y seguir creando achiperres de la manzana mordida para que los atornillen los que en toda su vida no podrán comprar ninguno. Si los que tienen dinero son viejos para hacer algo, y sus vástagos no valen ni la cuarta parte de sus progenitores, ¿quién sacará a la humanidad adelante?

como el mundo se acaba no le importa pagar por internet y que le roben como a un servidor


Así que la peli entretiene, pero prefiero ser como Charlie Frost, que muere contemplando la belleza sin esperar nada y retransmitiéndolo por la radio, que quizás nadie escucha.

El problema reside cuando A piensa que ella intentaría sobrevivir, aunque los paisajes que queden después sean de cuento, sí, pero de Lovecraft. Recordando la entrada sobre el miedo llego a la conclusión de que a lo que realmente tengo miedo es al dolor. Así que si viene una invasión de amenazantes, pongamos alienígenas para no ofender a ningún país limítrofe, guerreros que nos quieren pasar a todos a cuchillo pues no haré otra cosa que correr y cavar un refugio hasta llegar a NZ, donde no me importaría acabar mis días, que allí no hay vecinos con intenciones hostiles, y las películas me han enseñado que los aliens sienten predilección por quemar barras y estrellas. Pero si no duele, hasta otra señores.


Pueblos del mundo extinguíos, dejad que continúe la evolución...

¿Por qué vamos a ser más que un trylobite?

De todos modos, si creeis que valéis más que mil millones de terabytes, aquí unos consejos para sobrevivir:

+ no viene mal ser un ultraatleta, acostumbrado al esfuerzo y a la autosuficiencia, mejor triatleta, que además sabes nadar,
+ aprende a conducir todo tipo de vehículos, desde ala-deltas a antonovs,
+ compra un coche grande y duro, con caballos y que consuma poco.
+ usa el banco rumanogitano, es decir, lleva todas tus pertenencias encima (relojes caros, oro..),
+ apréndete el diario de McGyver como tu propia biografía y nunca dejes tu navaja multiusos en casa,
+ vete siempre vestido como si fueras al monte, que el fin del mundo no te pille arreglado.
+ leer es muy importante, cualquier cosa, las noches van a ser muy largas, y los contadores de historias y los que se acuerden de cualquier pizca de conocimiento serán bienvenidos.
+ y sobre todo no te arrepientas de nada, ni de lo hecho bien ni mal ni de lo que no se ha podido intentar, que no hay nada como pasar la eternidad arrepintiéndose. Aprovecha el momento.

Al final me ha salido una entrada densa, mejor sería que hubieras dejado su lectura para cuando no hubiera otra cosa mejor que hacer.

No lo dejes para mañana.

San Andrés de Teixido, vai de morto o que non foi de vivo
como Kona, pero más cerca.


16 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Debes haber quemado el powertap con la manera en que tu cabeza daba vueltas Doc. Me ha gustado. ¿Que si me gustaría sobrevivir? Creo que sí; mira Hommer qué bien se lo pasa.

tonicendon dijo...

No te preocupes por esas cosas, el hombre destruirá la corteza terrestre y todo lo que vive en ella pero poco a poco aunque a un ritmo acelerativo, ya se empezó desde hace mas de mil años y con ello se autodestruirá. Después la tierra que sabe esperar eclosionará de nuevo desde su interior abriéndose grandes fallas y formándose nuevos volcanes y cadenas montañosas, mas tarde y después de mucho tiempo sin haber nada de vida en la corteza terrestre alguna especie de planta muy primitiva germinará y a su vez permitirá tomar vida a algunos seres muy básicos que con el tiempo se convertirán en una especie de insectos que con mucho mas tiempo evolucionarán pero no creo que lleguen nunca a convertirse en seres humanos , el hombre ya tuvo su oportunidad.
Pero tu no lo veras y si hay suerte tampoco el fin del mundo que conocemos, aunque eso ya no te lo puedo asegurar.

davidiego dijo...

ironmanu,
un honor que vuelvas por aquí, como en los orígenes. ;)

capitán,
el fin del mundo como lo conocemos lo veremos.
no somos nada.

Xocas dijo...

A la encina no le darías la vuelta pero a otras cosas...Mejor no pensar en el fin del mundo, ocurre todos los días. Hay más gente miserable que de "clase media", no digamos ya de ricos; y estamos empeñados en destruir los mismos ecosistemas que necesitamos. A este paso ni los muertos podrán ir a San Andrés de Teixido.

Furacán dijo...

Otro consejo, comprarse una nevera delas antiguas que se quepa dentro, si le funcionó a Indiana Jones...
Yo no he ido a San Andrés de Teixido, aún.
En fin, la materia no se crea ni se destruye... sólo somos una ramita del árbol de la vida, aunque nos corten, el árbol seguirá y no dejará de ser bonito.

Diego Santamaría dijo...

A mi hace tiempo que me enseñaron a disfrutar cada minuto de vida con lo que hago... y en esas ando... Arruinado por querer cumplir ya mis sueños, pero tratando de ser féliz.

dupont dijo...

Entre los briconsejos, te falta el tronchacadenas;que luego me lo pides y me toca darme la vuelta o esperarme o llamar a A ...

Juankir dijo...

muy mal! Somos elegido por el Dios de los Madrugones para entrenar mucho y correr más que el uranio. Luego habrá un mundo mejor si escapas. Pero no seas tonto!!! La piscina solita para tí!

sislen dijo...

Cuando empiezan a convencernos que comer de 'congelado' es más saludable, no sé yo dónde acabaremos... pero me resistiría a abandonar ese mundo aunque no se pareciese en nada al conocido. :)

Nacho Cembellín dijo...

Me ha gustado tu entrada ;-), como casi siempre y a pesar de larga enterita, enterita me la he tragado.

Vijilame la casa de Encinas la próxima vez que pases.

Primorrrr... cuándo nos vemos???. Posible comida de navidad chulesca, el 12 de diciembre.

misstake dijo...

Imagínate ser los supervivientes, sería divertido empezar de cero, con los conocimientos de ahora y cuidar de la pachamama...Sería durillo al principio pero también hay días duros ahora.

davidiego dijo...

xocas,
el día que todo el ATP no se gaste en las circunvoluciones cerebrales sino en las piernas circunvalo el mundo.
como dices, a esto paso no tendremos ni muertos.

furi,
me convertiré en electrón sin órbita, hasta que choque con neutrona en el universo finito y cóncavo y de ahí nacerá otro big bing-bang.

diego,
ahorra algo por si el mundo no se acaba mañana precisamente.

dupont,
bienvenido, ponte foto de perfil o pondré alguna que guarde en el móvil.
apunto lo del tronchacadenas.

juankir,
pero si no hay nadie a quien ganar ni quien me comente en el blog, no mola.

sislen,
tú misma.

nacho,
la verdad es que tiene mérito digerir esta entrada, mira que si te pilla el armagedón perdiendo el tiempo leyéndola...
hablamos.

misstake,
si me dejas hacer antes limpieza de lo que el viento no se llevó de acuerdo, si no no. No quiero sobrevivir con determinada gente.

Mildolores dijo...

Pues mira ese es mi caso, que llevo desvelado desde las tres.
Pues nada, tendrás que sobrevivir. no se te ocurrirá dejar sola a A.

yomordiakofiannan dijo...

qué te preocupa amigo Mildolores?

akela-mae dijo...

Ay, que no salió mi comentario!!! me fui a verla el sábado ¡¡tenía ganas!! aun sabiedo que era pura ciencia ficción, y después de verla entendí tu entrada (en lo referente a la peli) que no soy tan torpe jejeje.

Yo me pido irme de las primeras, pero eso si como el "peridiodista" en un pis-pas y sin sufrir. Lo de quedarme aquí sola ... ummm!! si se queda a mi lado la persona apropiada, como sería tu caso pues bueno vale, pero jodo ver todo el mogollón que queda.... eso si me atrae lo de empezar de cero y aprendiendo eso si de todo lo malo hecho.

Me ha gustado la película. La escena de la reina inglesa ....jejej perdía el culo la tía por entrar, yo habría dejado a mucho, muchos fuera de las naves.

Besicos.

davidiego dijo...

mae,
shhh, no se puede decir a quien dejarías fuera de las naves, que luego no nos dejan conducirlas...