miércoles, 29 de abril de 2009

malqueda

Soy un malqueda. No tengo carácter. A. tiene que preguntar por mi el precio de las cosas en las tiendas. Muy pocas veces me han visto realmente enfadado donde trabajo. Soy paciente y tranquilo. Habitualmente tardo menos en hacer las cosas que en discutir si es o no mi función.

Soy un malqueda. Turno de mañana, cumplo con mi columna. Hago las pruebas pertinentes (busco la eficiencia, intento gestionar recursos aunque a final de mes cobre lo mismo y nadie me agradezca que haya ahorrado pruebas de imagen, analíticas e incluso camas de ingreso, y lo fácil es lo contrario: pedir de todo y si me da problemas ingreso) e informo a la hija de que su padre está mal (dos tumores operados, sembrado de metástasis, riñones al borde del colapso) y de que le hemos quitado los dolores, pero que no se puede hacer más. Le pregunto si prefiere irse para casa o ingresar. Mucha gente prefiere morir en el hospital y está en su derecho. Antes he hablado con el especialista de guardia matinal, pon mi nombre si quieres, no hace falta que baje, no le voy a hacer nada. Así que le pido cama, acabo mi turno media hora tarde por otras historias y me voy.

¡qué bello es vivir!

Yo en mi coche, el paciente esperando subir a planta.

Soy un malqueda. Al paciente le dije que ingresaba, que si volvía el dolor podía ponerle lo mismo. Pero no le dije dónde ingresaba.

Error.

Al rato me llama el compañero que se queda de guardia. El paciente ha empezado a montar jaleo (con sus escasas fuerzas, quizás revivido por el calmante) porque no quiere ingresar en esa planta. Esa es una planta vieja, con menos comodidades y servicios que las ya reformadas, y allí el recambio de camas es más rápido que en las otras. Solemos enviar allí a la gente que no precisa más que cama, alimento, fármacos a veces y paciencia. Y que les da igual tener comodidades que no suele echar de menos. Pero el resto del hospital está lleno, como siempre, y no necesita ningún tratamiento especial.

Y mi compañero vuelve a llamar al especialista de guardia. Ahora es otro. Y ahora opera.

Cirugía paliativa. Treinta minutos. No lo llevarán los riñones, quizás ahora esprinte el hígado o la anemia. Ya me ha pasado lo mismo otro par de veces.

O cuando me traen a un paciente y lo meten el box de paradas. A veces sale y luego nadie lo quiere. Es mi trabajo. No pregunto. Me lo ponen delante y yo hago lo que tengo, o puedo, hacer. Aún en contra de mis principios yo no soy quién decide quién sigue en carrera y quién no.

a veces las cosas se ponen oscuras y hay que saber cuándo dejar de leer

Igual que echar gasolina a coches desvencijados, que hace tiempo que no arrancan y que tienen un agujero en el depósito. No importa, ¿quiere que le ponga a la abuela un par de bolsas de sangre? se las pongo, pero no tenga un accidente camino de casa, no vamos a escatimar en gastos con usted, le haremos de todo, pero hay algo que no se compra, ni con todo el presupuesto en armamento de USA, si necesita sangre quizás pueda pedírsela a la abuela. Si a usted le pasa algo, para qué va a querer seguir cobrando la pensión, de la abuela, claro.

Con Dios.

hay que saber ser finisher con dignidad

20 comentarios:

diego dijo...

grande , chulo, grande.

Mildolores dijo...

Siempre.
La dignidad es lo último que se debería perder.

Emilio dijo...

Es genial leerte, es genial muchos dias no leer nada de triatlon pero leer cosas como esta, genial

Nacho Cembellín dijo...

Recuerdas aquello que escribí sobre los temperamentos y lo qué te salió en el test???... quizás ahí esté la respuesta a tu forma de ser... al menos en parte.

No dudo que "no" seas un mal queda ni tampoco dudo de esa sensibilidad especial que te caracteriza y chulo, eso que atesoras es dificil de tener y de en contrar... ;-)

David dijo...

Joder niño, a veces leyéndote se aprenden muchas cosas.

Gracias.

Dani dijo...

Tú nos pones a todos en carrera

edecast dijo...

Que desasosiego, yo no serviría para ser médico, y eso que de peque no quería ser otra cosa...
Qué corres próximamente? ;-)

Xocas dijo...

Saber ser finisher con dignidad...muy bien. Ánimo.

davidiego dijo...

edecast,
no todos los médicos tratan de estas cosas.
Tengo inscripción en Half Maresme, Zarautz y Vitoria-Gasteiz, pero correr correr, creo que hasta Embrun...

dani,
es de lo que se trata, pero hay gente que no quiere correr y la empujan, pero si quieres, lo que quieras.

david,
¿? de nada.

nacho,
cuando no lo encuentres en otro lado espero que sigas buscando aquí ;)

emilio,
pero no puedo ser tan cascarrabias, un día de estos me pongo otra vez con el tri.

mildolores,
ahí le has dao.

diego,
si tú lo dices..

Popi dijo...

como la vida misma...

Talin dijo...

... en todos y cada uno de los aspectos de la vida... no solo durante 226 Km.

Malquedaman_u dijo...

Vaya... Pues me gustan los "malquedas", gente sensible, honesta, honrada... Un abrazo compañero!

Ramón Doval dijo...

Qué bonita sería una plaga de malquedas como tú (y la falta que va haciendo...).

inma dijo...

PRINCIPIOS MUCHOS PRINCIPIOS Y UN GRAN CORAZON

Rachel dijo...

Duro trabajo el tuyo...no creo que seas un malqueda, eres...humano...
saludotes

misstake dijo...

El malqueda es el que sin bajar a ver al paciente y la familia decide que no va a hacer nada, dejando que sea otro el que de la cara; para que luego llegue otro y te deje con el culo al aire; probablemente sin pensar en frío en los escasos beneficios que puede aportar a la calidad de vida del paciente, porque un postoperatorio en esas condiciones es un calvario, para él y su familia.
De verdad que me hierve la sangre!!!!
Un beso txiki!

akela-mae dijo...

DD puedes ser muchas cosas -no te conozco lo sufienciente- pero malqueda NO!!!, eres una GRAN persona, y eso te hace ser también un gran médico ¡¡muchos daríamos todo, por encontrarnos médicos como tú!!

Qué artículo tan magnífico has hecho, me ha recordado las últimas horas de mi madre, encontré a otro gran médico, ella se fue con dignidad, yo me sentí acompañada y protegida por alguien que cumplía con su labor, qué supo ser médico hasta el final, y por eso siempre llevaré dentro de mi la paz que viví con mi madre con orgullo y felicidad.

Qué lástima me produce el que nos sepamos irnos sin hacer ruido ....

Ah! No cambies, así estás muy bien

Besicos

Juankir dijo...

nominado a mejor post 2009

Atalanta dijo...

Buen post,dagal. No sé el porqué pero últimamente pienso en esas cosas, en cómo se encaran esos últimos momentos y en qué condiciones. Si llega el caso, espero tener gente como tú a mi alrededor.

Del anterior, el de los coches, yo no sé si es la edad pero cada vez lo llevo peor. Cada vez estoy más tranquilo. Si hasta Salamanca me parece el lío padre. Espero que nunca me toque marchar a Madrid.

davidiego dijo...

popi,
rality bites.

talin,
226 km repetidos ad infinitum.

malquedaman_u
;)

ramón,
comemos demasiado, acabaríamos con las reservas más rápido que una plaga de langostas.

inma,
más de 250 entradas, fíjate cuántos principios, y finales...

rachel,
y un poquito pardillo.

misstake,
ya sabes.

akela-mae,
me sonrojas.

juankir,
uff!

atalanta,
que tardes en necesitarme.