domingo, 12 de abril de 2009

historias de amor

Nació con bajo peso.


Era el cuarto embarazo, el tercer nacido vivo. Ya en el hospital se fijaron en él, y quisieron llamar a los servicios sociales. Quien legalmente ostentaba la tutela de la criatura pidió el alta volutaria.
Desde entonces no había vuelto a pasar por el hospital.

Han pasado trece meses.

Aunque cualquiera que lo viera pensaría que son bastantes menos.

En cuanto llegó a urgencias, en aquel vehículo con la sirena encendida, escoltado por cuatro personas con ropa reflectante, se convirtió en el centro de atención. Todos dejamos las demás "urgencias" y nos ocupamos de él. Una criatura rubita, pálida, delgadita, de mirada hundida y triste, sin lágrimas, boca seca como la de los más mayores, los más frecuentes por aquí.

Llevaba unos días con diarrea, o eso nos dijo su tía, que por el aspecto tampoco parecía poder cuidar de sí misma. Dice que la abuela le dijo que avisara a los vecinos, que el niño estaba muerto.

No estaba muerto, pero sus padres estaban de parranda. Imposible localizarlos.

La reanimación consiste en un abecé, siempre igual, abecé:

A de vía Aérea, B de Breathe y C de Circulación. El paciente respira, pero no le viene mal oxígeno suplementario. Tiene los pulsos débiles, la piel seca, la fontanela (ese agujero en la parte alta de la frente que tienen los niños a los que la cabeza le sigue creciendo) hundida. Está seco.

Más de cuatro manos intentan pillar una vena, la que sea, por donde insuflarle algo de vida, de líquido. Imposible. Y no por culpa del niño, que ni se mueve ni protesta a pesar de los múltiples pinchazos. Al final se opta por pinchar directamente en el hueso. Cruje. No se queja. Se saca analítica que muestra deshidratación y más compliciones. Comienza a hidratarse. Comienza a gemir. Empieza a abrir un poco los ojillos que no sé si habrán visto muchas alegrías. Empieza a moverse, hasta tiene un par de convulsiones. Malo. Está mejor que cuando vino, pero tiene que ir a la UCI. Aún sigue allí, está mejor, pero la diarrea no se corta.

La diarrea le enfermó, pero de base le faltaba, le falta, amor, eso fue lo peor. En el hospital le hicimos daño, pero tuvo a muchos preocupados por él, cuando se fue de Urgencias todos nos habíamos quedado en nuestra cara con un poco de su tristeza. Ahora lo cuidan otras manos. Quizás sonría. Quizás le guste que le cuiden, que se preocupen por él. ¿Qué será de él?

Qué fácil y qué peligroso es traer niños a este mundo.


Cada vez con más frecuencia se lee que hay madres de más de 50, incluso 60 años. Alguna hay por ahí que tiene cinco, seis o siete bebés y que piensa mantenerlos de las exclusivas. También leo que una mujer que pesa 30kgrs, que no puede sostenerse sentada sola, ni siquiera desenvolverse por sí misma a causa de su atrofia muscular espinal, se ha sometido a tratamiento para tener a su segundo hijo, como el primero, también portador de la enfermedad. No podrá cogerlos, ni darles el biberón. Quizás tampoco verlos convertidos en adultos, siquiera adolescentes.

Está en todo su derecho. Pero a veces yo también pienso que la madre es para el hijo, no el hijo para la madre.

24 comentarios:

ser13gio dijo...

Enorme.
s

Furacán dijo...

Totalmente de acuerdo.

Nacho Cembellín dijo...

Si señor, de lo mejor que te he visto contar... haz pensar y moverás una parte de lo que te rodea.

Lucano dijo...

En estos días que para mí son de actividad tan intensa he seguido en pensando en él, en los ojos de la noche del martes. Espero que encuentren el amor que necesitan.

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Pues si, las situaciones así son tristes pero más comunes de lo que pensamos.

Mildolores dijo...

Tremendo.
Que real y qué cotidiano me resulta esta historia. Eso es lo terrible.
Niños faltos de amor, de ternura, de comprensión.
En contraposición veo niños sobrados de caprichos, de mala educación, de soberbia.
No sé cuales me dan más pena.

diego dijo...

las madres y los padres, son, sin duda alguna, para sus hijos.siempre.
cuando los hijos ya son mayores el tema cambia pero hasta que lo son , es asi.
hay algun@s que no merecen ser padres y madres.
terrible lo que cuentas, chulo.

akela dijo...

¡¡¡IMPRESIONANTE DAVID!!! cuánta razón en cada una de la líneas que has escrito.

¡¡Qué duro es ver que un niño no es feliz ni por un momento!! me produce un tristeza inmensa, lo de traer niños al mundo es un acto de tremenda responsabilidad y cuanta descerebrada hay por el mundo ....

Espero que este niño algún día conozca la sonrisa, y el amor sin condiciones.

¡¡con lo "flanina" que ando yo!! pero he de decirte que me gusta que me hagas pensar y meditar

Un besazo

Emilio dijo...

David genial macho,

davidiego dijo...

ser13gio,
y tu más.

furacán,
yo también ;)

nacho,
a ver si nueve personas, y A., que habéis leído esto podemos hacer algo.

lucano,
seguí llevando aquella cara, y la mirada perdida, un rato largo. Yo también espero que lo encuentren, por el bien de todos.

barón,
tú también estarás "obligado" a ver cosas parecidas.

mildolores,
a los dos niños les falta lo mismo.

chulo,
tus niños aún te necesitan, sigue queriéndoles y hazles ver lo importante que es.

akela,
yo también espero que este niño conozca la sonrisa natural y que se llegue a un sistema sociolegal que le beneficie.

emilio,
gracias.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

La has clavado con la última frase-reflexión: "Los padres son para los hijos, no los hijos para los padres..." Gracias por esta pequeña gran historia Doc.

Jesús dijo...

Si es muy muy triste.

No parece que sean estos, tiempos de responsabilidades ni deberes. Sino mas bien de apetencias y derechos.

El consumismo de cosas es triste, pero de seres vivos, y no digamos ya seres humanos, es un drama.

Tener un hijo solo porque apetece o porque toca tenerlo....

Bonita entrada. Gracias.

PD. Digo yo, que ocurrirá alguna vez que volvereis a saber tiempo después de
algunos de estos casos. Debe ser emocionante y gratificante comprobar qué fue de ellos.

Laura dijo...

Jo, qué duro. Y qué impotencia se debe de sentir a veces. Supongo -y espero- que también habrá casos en que se pueda actuar y compense por todos los otros.

Rachel dijo...

Muy buen post David, bastante duro.
Los padres son para los hijos, pero ya el hecho de tenerlos es un acto de egoísmo ya que son una manera de inmortalizarnos, de llenar nuestra vida.Crees que alguien piensa de verdad en tenerlos para estar toda la vida para ellos?tal vez ese sentimiento venga después pero no así a priori(es una opinión y seguramente la menos indicada ya que no soy madre ;))
Es una injusticia venir a este mundo sin cariño,sin haber sido buscado, en una familia rota o determinadas partes del mundo donde ni siquiera tienes una opción de futuro...pero no podemos decir quienes deben tenerlos y quienes no, eso podría ser...terrible.Miremos China...
saludos!!

inma dijo...

SOMON PARA TODA LA VIDA HIJOS EN SIEMPRE Y PADRES O MADRES SI ASI LO QUEREMOS TAMBIEN ES PARA TODA LA VIDA... ES MUCHA LA RESPONSABILIDAD.
ME HA EMOCIONADO!!!!

UN ABRAZO...

Admin dijo...

david,
¿POdrías recomendarme algún alojamiento para cuando vaya a hacer el triatlón de Vitoria en Julio? Preferible una casa rural para ir con la familia!!
Abrazos desde Tenerife

IRONECU dijo...

Profundamente cierto

misstake dijo...

Como un micro punto se te queda el corazón con estas cosas; pero el día que estas cosas no me remuevan por dentro, dejaré de trabajar donde trabajo,será la señal que llevo demasiado tiempo allí.

davidiego dijo...

ironmanu,
la última frase es de un juez que falló en contra de una mujer que tenía 5 hijos varones y quería selección genética del sexo para su próxima criatura, quería una niña para ponerle lacitos, vestidos y hablar con ella..

jesús,
es muy gratificante saber que la gente ha ido bien, pero creo que el protagonista de esta historia cuando esté bien, volverá a lo mismo...

laura,
pues sí ;)

rachel,
yo creo que tener hijos también es un acto de amor, querer compartir, hacer algo bueno por el mundo. Yo creo que no hay mayor alegría para quién ha criado una criatura en su infancia que ésta sea capaz de levantar el vuelo sola, y visitarle de mayor de vez en cuando.

inma,
viva alex y su supermamá!!

admin,
a Vitoria-Gasteiz suelo ir a gastos pagados a casa de mis suegros y para esas fechas ya está reservada, te puedo decir si un hotel está mejor que otro o si una casa rural está bien situada. Si tienes dudas escríbeme a tridaviddp arroba yahoo punto es

ironecu,
lo mismo desde la otra orilla del gran mar, si es que es una cosa universal.

misstake,
tienes razón, pero si me toca el euromillón también lo dejaría.

Xocas dijo...

Leí ayer las primeras líneas y tuve que proponerme leer el resto. Me ha parecido una muy buena entrada, pero estos temas me pueden. Antes no, pero no era padre. Mi perspectiva ha cambiado. En cualquier caso, es de agradecer que toques el tema.

sislen dijo...

la mirada triste, el corazón encogio y bastante rabia ante tanta indefensión, ¿ y cómo están los otros hijos? ¿y qué hacen los servicios sociales?

davidiego dijo...

xocas,
me alegra haberte emocionado pero lo hubiera preferido con una alegría. No hace falta que te diga que hagas ver sin palabras a los tuyos lo afortunados que son.

sislen,
este niño estaba enfermo y quizás se pudiera intervenir, pero cuantos hay sanos de cuerpo y mirada triste?

IRONECU dijo...

De este lado del gran mar suele ser peor en algunas circunstancias

Ramón Doval dijo...

Impresionante, doc.