viernes, 13 de junio de 2008

de vuelta

Recuerde el alma dormida,

Tras este paréntesis obligado por un vértigo que me ha mantenido dos días en la cama sin moverme y una semana tocado vuelvo a la vida normal. Gracias por los ánimos.

avive el seso y despierte

Empecé hace una semana a irme hacia los lados cuando caminaba, no le daba más importancia, incluso me hacía gracia. Pero tres días después el seso se afectó fuerte, impidiéndome mantenerme en pie, obligándome a guardar cama y sin poder cambiar de postura. El equilibrio se fundamenta, principalmente, en el cerebro, la visión y el oído interno (vestíbulo). La causa, tras deliberaciones de un neurólogo y dos otorrinos, un TAC, una resonancia, analítica, electrocardiograma, nistagmograma y una audiometría aún permanece desconocida, los especialistas implicados dicen que la culpa es de lo que estudia el otro especialista..
Hace tres días desperté mejor, y salí a hacer series, a pie y en piscina. Hace dos salí con la bici, a pesar del consejo de que no realice actividades peligrosas y me encontré bien, así que de estirar el cuello en la P3 no es. Buena media sobre larga distancia.
Y la vida sigue igual, llamadas de amigos, viento y lluvia en la carretera.

contemplando

Me he perdido un par de conciertos y me he pasado dormido la mayor parte del tiempo. En contra de lo que pueda pensarse no he puesto el cerebro a funcionar, me he dejado llevar.

cómo se pasa la vida

Pero ayer, de repente, me ha entrado un bajón de ánimo. No lo relaciono con el vértigo pero todo me da igual. Encima la gente me ve pálido, con mala cara, tristón. No estoy mal por nada en especial ni tengo razones. Paso de entrenar y funciono a menos revoluciones.

cómo se viene la muerte,

Dentro de poco los lanzaroteños recibirán una carta de Kenneth felicitándoles por ser finisher y recordándoles que si han terminado el probablemente IM más duro del mundo pueden conseguir cualquier cosa que se propongan. Así que por qué no dedicar una parte de toda esta energía enfocada a nuestra pasión en conseguir más cosas: no dejar nunca de aprender, mejorar en en nuestra ocupación, estudiar, trabajar, mantener la alegría en la pareja, tener la casa limpia incluso.

tan callando;

Llevo callado una temporada, pero vuelvo a contaros mis pequeñas cosas. Callo sobre otras más grandes, pero no quiero opinar en estas líneas sobre justificaciones de huelgas (hace poco participé en una que perdí aunque los sindicatos dijeran lo contrario), la crisis del petróleo, la del agua, la jornada de sesenta y cinco horas, el tratado de Lisboa...

cuán presto se va el placer,

Jorge Manrique añoraba a su padre y es un poco llorón, pero yo opino que cuanto más nos cuesta conseguirlo más nos dura. Son las sensaciones de esas 226 kilómetros y el orgasmo de meta lo que nos mantiene vivos deportivamente el resto del año.

cómo, después de acordado, da dolor;

El dolor es pasajero y después de acordado me alegro de haberlo hecho. Si después de acordado da dolor es porque nos hemos quedado con ganas de más.

cómo, a nuestro parecer,

Tantos pareceres como somos.


cualquier tiempo pasado fue mejor.

Aún sigo siendo un niño y pensando que lo mejor está por venir. Aún sigo esforzándome por el futuro. Aún sigo soñando con mejorar marcas la próxima vez. Aunque el futuro pinte oscuro algo haremos al final para que lo sea menos.

2 comentarios:

Santa dijo...

Me alegro mucho que ya estés de vuelta... poco a poco. Lo del bajón anímico... no se, es algo que por lo menos a mí también me pasa y a otros triatletas que conozco también. Quizá no en el mismo sentido, pero no se, yo esta semaan al principio tuve 3 dias sin hacer nada... no me apetecía. Y ayer ya volvieron las ganas. Creo que es culpa que tras empezar la pretemporada allá por Noviembre... la mente ahora anda cansada... (Y en mi caso, añora el sol y el buen tiempo).

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Me alegro de que estés de vuelta. Te echábamos de menos. No te agobies, aprovecha para descansar y recargar las baterías. La salud es uno de los tesoros más importantes que tenemos, si no el que más. Taluego!