viernes, 30 de abril de 2010

TRILOGÍA BLANCA. PARTE II

Cómo hacer un batido.

video

jueves, 29 de abril de 2010

miércoles, 28 de abril de 2010

como el Conejo Blanco

Como el Conejo Blanco, mirando el reloj, saltando de escenario en escenario. Cumplo con una semana casi utópica como diría Pablo. Entrenar, trabajar, preparar presentación y prácticas. Intentando estudiar, hacer las labores propias del hogar y disfrutar de las maravillas de mi Alicia.

una semana para la presentación, cuatro para la vuelta a la isla, cinco para..

Cifras y letras, 4.900mts/562'78km/69'74km, para veinticinco horas, entrenamiento de un auténtico pro, pero de otra cosa, que es lo que me da de comer. Me dopo con azúcares refinados y escapadas de vez en cuando, no hago mucho caso del descanso, no estiro los músculos sino las horas de trabajar y las actividades del todo suma no ayudan mucho a conseguir antes la camiseta finisher. Pero ahí queda esta semana.

La Reina de Corazones protesta porque alguien se ha comido sus tres tartas, y es que al culpable nada lo sacia. Devora todo cuanto carbohidrato se cruza en su camino, más le valiera autodigerirse su propio tocino, pero ni por esas adelgazo, perdón, en un blog como éste se dice afino.

¡teeeengo hambre!

Y mientras, el Gato de Chesire aparece, desaparece y da buenos consejos, aunque al final vuelva a su isla. También Absolem, la Oruga Azul aporta sus reflexiones. Y el Sombrerero organiza el ataque contra el Dragón, que será un día cualquiera dentro de cuatro semanas.

¿qué nos depara el futuro?

Y el hermano pequeño, que parecía que siempre sería así, se adelanta y la maravillosa Julia ya está entre nosotros.


Y yo sigo saltando, de libro en libro, de los de aprender a los de viajar con la imaginación, en esta región esquizofrénica (mente dividida) que "celebra" su día el mismo día que Jordi matadragones fagocita cualquier otra fiesta, y a la que no le basta con no tener iuna dentidad sino que además sus pobladores quieren tener dos, porque no saben si son lo uno o lo otro, castellanos o leoneses o aborregados o rentistas.

Mente dividida entre los que cayeron el día del libro (curiosamente Alicia
está impreso en Salamanca) y lo que debería leer.


Y resulta que voy al cine y me tengo que poner gafas para que parezca real lo que yo creía que ya era. Y tengo que pagar dos euros más para luego devolverlas, pero así puedo evitar las cosas que salen arrojadas de la pantalla.

Y es que, como ya decían, el cine está hecho del material del que están hechos los sueños.

martes, 27 de abril de 2010

necesitaría más vidas para vivir plénamente ésta

Nunca he entrenado tanto y disfrutado tanto de los entrenos como ahora.

Pero jamás como ahora me apetece coger un libro, o una película, y llegar al sueño juntos.



Me encanta tanto dormirme formando constelaciones al unir las estrellas de su cuerpo y perrear mientras nos despierta la luz que entra por la ventana por la mañana, como cruzarme en la cama de dos por uno y medio con la radio puesta y despertarme solo antes de que amanezca para robarle horas al día.


Me da pereza sentarme en la mesa y leer libros que no son de ficción sino de utilidad para mi realidad, pero gozo cada vez que consigo fijar un concepto nuevo.

Nunca me deleito tanto con la comida como cuando cocino para otra persona, pero casi siempre que estoy solo nadie me mima y comer es como llevar el coche a la gasolinera más rápida que encuentro.


Hay muchos caminos y la vida es elección, a veces se entrecruzan pero casi siempre voy entre las pistas con las zapatillas de monte saltando de un sendero a otro, sin gps ni plano.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar, y me encanta caminar!

lunes, 26 de abril de 2010

viviendo tiempos sombríos

Noto conflicto.

Pongamos que por un lado tenemos a los partidarios del mono y por otro a los seguidores del dos piezas. O a los de corta y de larga. A los predominantemente ciclistas o a los que prefieren la carrera a pie. Da igual, el caso es polarizarse.

Supongamos que el colectivo de todos los triatletas escoge a sus representantes, que no son más que quienes van a gestionar las cuotas que éstos pagan religiosamente para estar dentro del sistema. Se suele hacer por inercia, si les preguntas es por convicción, aunque aprovechan cualquier entreno o competición no para hablar de las bondades de lo suyo sino para destruir al contrario. Dentro del territorio hay tantas federaciones como mafiosillos de tres al cuarto, alguno con vocación de servicio, quieran pillar algo. En unos sitios manda la larga, cuestión de clima, de orografía, en otros los de corta, hay lugares en los que a la gente le encantan las carreteras empinadas y en otros presumir de bicicletas último modelo por rectas sin fin. Pero al final dan igual tus ideas, porque se trata de seguir en el despacho y quedarse con algo de lo que deben repartir. Y las grupetas minoritarias apoyan a uno o a otro, indiferentemente, con tal de arañar algo para ellos, un maillot, una caja de barritas, o reglas propias.


Suben los precios de las inscripciones, del material, algunas carreras fallan en su organización, faltan avituallamientos, no se corta el tráfico, y la oposición echa la culpa al que manda en su comarca, aunque en la de al lado los de su cuerda, que son los que gestionan, hagan lo mismo. Y no hay diálogo, hay insulto.

Pero el problema no viene de tal o cual federación, sino de la internacional. Que lo que pasa en este terruño está pasando en todos los lugares. Un deporte olímpico es lo que tiene, que es global.

Y los tiempos se repiten como el eslabón de una cadena al hacer girar el plato de la historia.

Y bla, bla, bla, y gritos, y te empujo y te echo a la cuneta, y le doy una patada a tus zapatillas en la transición o te bajo la cremallera del neopreno mientras nadas. En vez de montar todos juntos, escucharse y pasar al relevo. Habrá que hablar dónde se para a repostar y poner un ritmo que todos puedan seguir, pero lo importante es que todos sigan la misma ruta.

Y parece que cosas que pasaron hace tiempo no van a volver a repetirse, o que sólo ocurren en lugares lejanos o a gente analfabeta y tan distintos a nosotros como los jugadores de hockey hierba. Pero hace nada pasaron ahí al lado, y cada vez se oyen voces más extremas que resultan elegidas en la federaciones de otros lugares.


Quizás sólo falta un poquito más de desigualdad para que salte la chispa.

Mal vamos.

modo pause

¿Dónde van las entradas que son ideas pero no se publican?

Andamos liados, currando, entrenando, estudiando, ojeando vuestros blogs (enhorabuena Talin, Zuri, Ser13gio..) jugando al FB, en la feria del libro, echando una mano en el duatlón de Salamanca, siendo tíos, entrenando...


Permanezcan atentos, en breve espero darle de nuevo al play y no parar.

miércoles, 21 de abril de 2010

la vida puede ser como una bicicleta

Como quieras, la vida es una caja de bombones, una tómbola, sueño, un carnaval. Lo que quieras, pero es tuya. La vida puede ser como una bicicleta, aunque te guste la de otro tienes que pedalear en la tuya, quizás sus medidas no te vayan o tengas mejores cosas en qué gastar tus dineros. Puedes cambiarla, pieza a pieza, con esfuerzo, con tu esfuerzo. Y si crees que merece la pena.

no a todos tiene que gustarle tu bicicleta, lo importante es que te guste a ti

La vida puede ser como una bicicleta. Tienes que pedalear para avanzar, a veces más, pero cuando llegues arriba verás que ha merecido la pena, otras veces cuesta menos, sólo tienes que dejarte llevar y saber trazar las curvas. Nada es fácil. Todos tienen que colaborar. Las piernas han de ser constantes y la cabeza saber cuándo puede exigir más tras escucharlas y dialogar con el corazón.

ten claros tus objetivos y lánzate a por ellos.

La vida puede ser como la rueda delantera de una bicicleta. Gira y gira, parece que siempre está en el mismo sitio, pero avanza, siempre hacia delante. Si hay baches o el viento sopla fuerte, agárrate fuerte al manillar y sigue pedaleando.

tiempo de pequeños movimientos, movimientos en reacción,
una gota junto a otra hace oleajes, luego mares, océanos...

La vida es como una bicicleta. Todas las piezas son importantes. De nada sirve tener un cuadro a medida y probado en el túnel de viento si las cubiertas caras están ajadas o las cámaras están llenas de parches y pierden aire. Una tija, una potencia o un tornillo pueden acabar contigo.

La vida es como una bicicleta. Es bueno mirar atrás y recordar de dónde vienes, pero si no miras hacia delante puedes acabar en un precipicio, o con suerte en la cuneta.

determinación, el freno es importante, la potencia sin control..

La vida es como una bicicleta. Pueden ayudarte, pero nadie puede pedalear por ti. En ocasiones la grupeta te cortará el aire y te ayudará a arreglarla, otras estarás tú solo, o habrá quién aproveche tu estela para luego adelantarte o coches sin respeto que podrán atropellarte.

La vida es como una bicicleta. Si la cuidas te durará y no te dará problemas. Si haces cosas para las que no está preparada te pasará factura.

a veces un ligero cambio de postura nos permite avanzar más, pero hay que ser firme

La vida es como una bicicleta. El chirrido de la cadena puede que no te deje dormir. Hay quien se acostumbra a ello y le da igual. Aléjate de esos. No es bueno que algo chirríe o cruja.

martes, 20 de abril de 2010

¿qué sabes de los gatos persas?

La guerra con el vecino país que salía en todos los telediarios de nuestra infancia, Jomeini, Persépolis, Teherán, Ahmadineyad, el Sha y Farah Diba, películas lentas de niños que juegan entre el polvo o gente de mirada perdida...



Nadie sabe nada de los gatos persas.

Me ha gustado aunque aún no sé si es una película o un documental. Es la aventura de dos niños bien de Teherán, con conciertos firmados en Inglaterra y Francia que buscan músicos para completar su grupo de Rock Indy Persa a la vez que se preocupan por conseguir pasaportes y visados para todos. Me gusta el movimiento y el encuadre de los planos.
Así, a lo largo de la película veremos desfilar a distintos grupos del underground teheranés, desde el heavy metal al rap. El argumento parece pensado para dar cabida a una sucesión de vídeos musicales y el final puede ser un poco forzado. Pero es muy curioso ver cómo vive la juventud de clase media-alta, y cómo intentan esquivar al régimen islámico para vivir la vida que creen que les pertenece, imitando los patrones que ven en occidente con un toque oriental.


Nadie sabe nada de los gatos persas. Pero ahora sabemos que existen.

No dejes de leer la crítica de atalanta, mucho mejor aunque con las mismas influencias y publicada más tarde. Casualidades de pensamiento, ¿como los gatos siameses?

lunes, 19 de abril de 2010

el que se aburre es porque quiere

Nado en un lago paradisíaco, de repente montones de lagartos empiezan a adelantarme corriendo por el agua sobre sus patas traseras. Chiqui, despierta Menos mal que hay quien vela por mis sueños y si me agito me arranca de ellos. Al rato suena su despertador.

Media hora después vuelvo a despertarme para desearla un buen día. Quince minutos más tarde suena mi despertador para indicar que empieza mi día.


Cojo la bici y voy a verla. Por el camino me entretengo. ¿Qué tal vas? Mal? Seguro que tienes buena noche. Cuando llegue te llamo. Un beso y un abrazo prólogo de los de mañana.


Dejo la bici. Me calzo las zapatillas. Seis kilómetros y medio aprovechando para comprar el pan. Me ducho mientras se hace la comida y me doy un respiro, estiramientos bajo la ducha mientras hace efecto la mascarilla del pelo.

Mientras preparo la mesa llaman por teléfono. Siempre es agradable comer acompañado. Acabo de comer y friego.

Me siento al ordenador para hacer gestiones del Club de Triatlón. Hay unas fotos en el móvil que quieren salir al mundo. Tendré que escribir una entrada. Me tomo un café.


Luego quité el polvo e hice los baños. Hay dos libros sobre la mesa. Uno de lectura, otro científico. A mi pesar tengo que olvidar el primero unos días. Si sobrara tiempo, que no sobró, me hubiera leído un par de capítulos del segundo para planear las diapositivas que tengo que preparar. Ahora me voy al cine, aunque si me hubiera dado pereza me quedaría en el sofá viendo Españoles en el mundo.



Pero haga lo que haga, antes de dormirme le desearé buenas noches. Y hasta mañana.

Al que se aburre hay que cortarle las manos.

sábado, 17 de abril de 2010

unas dudas

Una duda tengo desde hace unos días, algo que me hace olvidar la crisis y otras naderías. La formulo aquí por si alguno de ustedes sabe la respuesta y la escribe aquí presta.

Da igual que seas rojo o azul, de Rossi o Lorenzo, de Garzón o sinrazón, de corta o de larga, empresario o proletario, del Barça o del Madrid...


¿cuál es la diferencia entre fruta y verdura?

y si alguno es una eminencia, y anda sobrado de sapiencia, le pido un poquito más de paciencia para resolver otra duda que no responde la ciencia...

¿a partir de cuántas cerdas un pincel pasa a ser brocha?

jueves, 15 de abril de 2010

marzo ventoso, abril lluvioso...

¿Se equivoca la sabiduría popular?

En Salamanca,

de enero a enero realmente, todos los días viento en la frente.


desde noviembre hasta el momento no se ha secado el cemento.



así que, con un marzo perenne, y un abril tan largo

¿cómo va a ser mayo?

martes, 13 de abril de 2010

¿hace un cuento?

En un país cercano, lo mismo da Portugal, que Italia, que Irlanda, Grecia o España, vivían tres cerditos, que así los llamaban los demás. Uno tenía pareja, era feliz con su cabra.

los tres gotrinos el día que fueron a visitar la farmville de A.

Se independizaron y cada uno construyó una casa. Uno era un poco vago, sólo trabajaba los fines de semana, y con las prisas y las pocas ganas se hizo la choza de paja. Vino el viento y se la llevó.

que se cuide el aire en movimiento, allá va davidiego frente al viento

Otro era muy trabajador. Todos los días dale que dale. Cargando paja, barro, removiendo, la mezlca, dejando secar. Se hizo su refugio de adobe, igual que la ciudad de Djenné, resistía el viento y contra el calor era fresquita, pero vinieron las lluvias y se la llevaron.

por aquí hay muchos, y van por la calle. A todos les llega su san Martín

Viendo a sus amigos, el tercero aprendió. Y poquito a poco, todos los días, algo hace crecer su casita de hormigón y vigas de hierro. Primero pequeñita, ya crecerá. Resistirá el viento, el fuego y cuando llueva se quedará dentro reforzándola. Sus amigos le van a visitar cuando quieren.

el veranito todavía es un reflejo en nuestros sueños, pero ya llegará

domingo, 11 de abril de 2010

segovia, doce imágenes, trescientas palabras

Segovia está nueva, parece que la han hecho ayer. Los boxes tienen un entorno de insuperable belleza y hay mucho ambiente. Los que han corrido por la mañana, los que van a correr, los que vienen a ver la ciudad y los que han venido a ver y animar a los atletas.

Un monumento segoviano y cuatro salmantinos, más chulos que nadie. Cuatro empiezan y cuatro deben acabar. Esas caras sonrientes van a cambiar en sesenta y cinco minutos

Lo mires como lo mires son cuatro los jabatos. Deberán cumplir como seis. Lo mires como lo mires somos un bloque.

Carlos, atleta antes que duatleta, marca el ritmo. Al principio tranquilos. Calle abajo.

Poco a poco el ritmo empieza a subir. El Garmin se quedó sin pilas en la cámara de llamadas. Así que no sé ni ritmos ni pulso. Alto. Alto, pero no paréis. Alto, subiendo la calle.

Volando vamos, volando venimos. Por el camino no nos entretenemos. No miramos atrás, sólo hacia delante.

Gracias a Dios finalizan las dos vueltas, dicen que faltan 700mts para los 5.000. Seguro que los que han quitado eran cuesta abajo. Gran labor de Carlos animándome en todo momento. Los demás no hablamos.

Empieza la bici. Con fuerza. Subir y bajar, subir y bajar y otra vuelta. Se puede hacer acoplado y rápido, es de fuerza. Las ruedas zumban y otros resoplan. Los demás miran y aplauden.

Venga Guillermo, dale un poco más. El casco amarillo sufre en el pavés como los grandes. Ha tomado el relevo del cuarto hombre y se acuerda de los que no están. Pero cumplimos. Con fuerza y honor.

Otra vez hacia arriba, como la calle Estafeta pero al revés. Al principio las piernas están frescas y piden guerra. Los Enphorma vienen detrás, pero sin los chulos cobardes, no nos cogerán.

Ahora la carrera se parece a ese deporte autóctono de Euskadi en el que varios cabestros arrastran una piedra cuanto más grande mejor. Ahí los cabestros, aquí la piedra.


Al acabar parece que no he sufrido. Las caras de los otros no dicen lo mismo. Ya se acabó?? un par de vueltas más, por favor, pero ahora a mi ritmo! David Diego, L.Miguel Cáceres, Guillermo Gómez y Carlos Gallego

Muchas cosas bonitas y mucha más gente que vi. Edecast, Mildo, Pilar, Neli, Quique, Juanjo, Pablo, Quino y los demás chicos del Enphorma, Nacho.. e Inma, con la que me crucé por casualidad mientras racaneaba mi calentamiento. Esto del mundoblog hace que parezca que nos conozcamos, y Álex, y tú qué tal...?

Gracias a todos los que me animastéis durante el recorrido. Aunque no os volviera a ver después, a muchos os reconocí. El circuito muy rápido para mi ritmo, pero precioso. Y sobre todo gracias a mi asistente personal, que me recogió saliente de guardia, me depositó en la línea de salida, me esperó y disculpó que la dejara sola conduciendo mientras en el asiento de al lado soñaba que había corrido rápido.

Nos vemos.

sábado, 10 de abril de 2010

a veces


a veces, las cosas se echan a suertes no salir a la primera
porque puede llegarse a pensar que
de así ser
no se las valora
y que habría quien tuviera envidia
de nuestra felicidad
así que de vez en cuando
algo se tuerce

no más que un poquito

para que nos esforcemos en hacerlo mejor
la próxima vez

ten por seguro que
así será
mucho mejor

porque ya tenemos práctica
y pondremos aún más deseo en conseguirlo

porque me quieres
cuando estoy bajo me aupas
y haces sonreir mis ojos
y lo mismo, y al revés.

Porque tenemos suerte
de tenernos el uno al otro
aunque yo un poco más
que tú.

miércoles, 7 de abril de 2010

un domingo en Gran Canaria

Ya todos sabéis que existe un lugar donde en invierno es posible entrenar. Si eres Cendón en cualquier lugar es posible, si eres como yo tendrás que buscarlo.



Así que tres triatletas sin tristeza traman treparlo de norte a sur. Con el entrenador trazan rutas sin tretas, sin contrincantes, todos de la misma tribu.


El junior Miguel, más nervioso que el pecho de un gorila,
tal día como éste se hizo un poco más mayor.


Nada más salir de casa la cosa pica para arriba. Como dice la canción Sin tri no soy nada...



Gran Canaria no son sólo playas, dunas y algún molino de viento. En muchos momentos crees estar en otro lugar. Seguimos los hilillos en las montañas como si fuera el hilo de Ariadna.


Salimos tres. Rompimos radio y cadena. Nos juntamos con otros cuatro. Luego se van dos. Menos mal que queda Fer, mecánico, y Pedro, que le da vida a Paquillo y a Miguel , que entra al trapo en su día más largo.


Salvo en los reagrupamientos, yo elijo el no draft. Mi ritmo a medio gas es el que tengo, y el que espero que me lleve donde acaba la ruta. Los paisajes que se suceden son impresionantes, aunque a veces el firme deje mucho que desear.


Paquillo es grande. Estrenando equipación del Big Dutchman. Sube con una pierna y le sobra una mano para saludar. Mucha suerte este año!



Y al final de los ciento treinta y cinco mil setecientos cuarenta metros grancanarios está el mar, ya no se puede ir más allá sobre las dos ruedas. Dicen que por Cercado de Espino hace sus series Cancellara. Aprovecho que se huele el mar y los últimos kilómetros son acoplado.


Hecho el trabajo disfrutamos la recompensa. Bonita playa, buena compañía y copioso menú. Después de todo lo pasado, el no tener cubiertos no nos disuade de nuestro objetivo de superenergizarnos.


Yo como, ellos rien. Ellos comen, yo me rio. Comemos. Nos reimos. ¿Cuándo será la próxima? Más de uno se ha quedado con hambre de más, de kilómetros y de lazos.